Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena ‘jubila’ a Manzano tras 24 años como presidente de Ifema

Luis Cueto, coordinador general de la Alcaldía y hombre de su máxima confianza de la alcaldesa, ejercerá la presidencia

Álvarez del Manzano y Esperanza Aguirre, en el Salón del Automóvil en 2012. Ampliar foto
Álvarez del Manzano y Esperanza Aguirre, en el Salón del Automóvil en 2012.

Tras 24 años en el cargo, el exregidor José María Álvarez del Manzano ha vaciado su despacho de presidente de Ifema por orden de la actual alcaldesa, Manuela Carmena, que ha renovado a sus representantes en la institución y ha colocado al frente a Luis Cueto. El coordinador general de la Alcaldía y hombre de su máxima confianza ejercerá la presidencia, pero la institución se ahorrará los 120.000 euros que cobraba Álvarez del Manzano; Cueto también prescindirá de asistentes y coche oficial. De hecho, la intención de Carmena es conseguir que tanto el Gobierno regional (PP) como la Cámara de Comercio quiten el sueldo a sus representantes en la entidad que aún lo tengan, concentrando así el esfuerzo financiero en los directivos.

Feria de Madrid (Ifema) es un consorcio mayoritariamente público creado en 1979 para organizar ferias, convenciones y congresos. Está formado por la Comunidad de Madrid (31%), el Ayuntamiento de la capital (31%), la Cámara de Comercio (31%) y la Fundación Montemadrid (antigua Caja Madrid, con el 7%).

Un retiro dorado para exdirigentes políticos del PP

Ifema tiene un comité de dirección de siete personas, presidido por Luis Eduardo Cortés y dirigido por Fermín Lucas. El equipo de dirección lo forman 15 personas más.

Además, tiene una Junta Rectora con un presidente, José María Álvarez del Manzano, tres vicepresidentes y 16 vocales (cinco del Ayuntamiento, cinco de la Comunidad, cinco de la Cámara y uno de la fundación). Esta junta tiene, a su vez, una comisión permanente con un presidente, tres vicepresidentes y siete vocales.

La junta rectora se reúne dos veces al año; la comisión, cuatro veces al año; el comité ejecutivo, una vez al mes. Los ediles y miembros del Gobierno regional en la junta, la comisión y el comité no cobran salario por ello; los directivos sí, pero ni la Comunidad ni el Ayuntamiento han querido desvelar nunca su cuantía.

Ifema ha servido tradicionalmente como retiro dorado para altos cargos municipales y autonómicos: Fermín Lucas fue diputado del PP entre 1991 y 1998, año en el que fue nombrado director de Ifema. Luis Eduardo Cortés fue presidente del PP regional, diputado, consejero y vicepresidente autonómico.

José María Álvarez del Manzano fue alcalde de la capital entre 1991 y 2003. Su cargo como presidente de Ifema era de representación sin tareas ejecutivas.

Hasta el año pasado dependía del Gobierno regional, pero la Intervención General del Estado comunicó en mayo que pasaba al ámbito financiero del Ayuntamiento. En cualquier caso, ni la Comunidad (en manos del PP desde hace 20 años) ni el Ayuntamiento (con gobierno popular desde 1991 hasta el pasado mes de mayo) han desvelado nunca las cuentas de Ifema en detalle, y han excluido a la oposición de sus órganos rectores. Ambas Administraciones han llegado a negar tener jurisdicción económica sobre la entidad.

Los únicos datos públicos provienen de la memoria de actividades publicada en Internet (la última, de 2013), y de un informe de la Cámara de Cuentas de 2011. EL PAÍS tuvo acceso a un documento contable confidencial, que indica que en 2014 Ifema ganó 100.000 euros tras facturar casi 100 millones. En 2015 prevé ingresar 97 millones y ganar 200.000. El principal gasto es de personal: 22,6 millones en 2014. Según el informe de la Cámara de Cuentas, el 13,5% del gasto salarial correspondía a directivos.

La alcaldesa, Manuela Carmena (Ahora Madrid), quiere reducir la estructura directiva de Ifema y, sobre todo, eliminar aquellos cargos ocupados por exresponsables políticos del PP, que la oposición ha calificado tradicionalmente como un retiro dorado —por los altos sueldos y privilegios como asistentes y coche oficial— a cargo del erario público.

Para negociar esa posible reestructuración con la presidenta regional, Cristina Cifuentes (PP), y con el presidente de la Cámara de Comercio, Arturo Fernández, la alcaldesa ha confiado en Luis Cueto. Como coordinador de la Alcaldía, Cueto tiene delegadas, entre otras competencias, la gestión de las relaciones con otras instituciones públicas y, en concreto, la coordinación con Ifema.

22,6 millones al año en gastos de personal

Beneficios constantes. Los ingresos de Ifema se han mantenido en los últimos años en el entorno de los 100 millones de euros. Según el documento contable confidencial al que tuvo acceso EL PAÍS, cerró 2014 con 94,5 millones de ingresos y 78,9 millones de gastos; la práctica totalidad de su Ebitda se destinó a amortizar inversiones, de forma que los beneficios se quedaron en 100.000 euros. Para 2015, prevé 200.000 euros. Su mayor gasto es de personal (22,6 millones); además, destina 3,4 millones a comisionistas y colaboradores para atraer ferias.

Bajón de ferias. Su principal ingreso proviene de organizar ferias propias. Para 2015 prevé un derrumbe del negocio de congresos y convenciones, que suplirá albergando ferias organizadas por otras empresas.

Cueto (funcionario de carrera) cobra 89.750 euros como alto cargo municipal, según los sueldos que Carmena heredó del anterior gobierno regido por Ana Botella y que no ha modificado.

En el resto de empresas públicas participadas por el Ayuntamiento también forman parte de la estructura directiva concejales o altos cargos del Ayuntamiento, que no cobran por ello un salario adicional. Así sucederá con Cueto y el resto de vocales municipales en Ifema, y así quiere la alcaldesa que pase también con los representantes en la entidad del Gobierno regional y de la Cámara de Comercio que pudieran cobrar un salario adicional por estas funciones.
Pero eso tendrá que negociarlo en la reunión prevista para septiembre de los órganos rectores de la institución.

El relevo de José María Álvarez del Manzano sí lo ha podido realizar de forma unilateral porque el cargo de presidente de Ifema depende de forma directa del Ayuntamiento. Tradicionalmente, el puesto lo ocupaba de hecho el alcalde. Así lo hizo el propio Álvarez del Manzano desde 1991 y durante los 12 años que fue regidor.

Cuando lo relevó al frente del Ayuntamiento tras las elecciones de 2003, Alberto Ruiz-Gallardón (PP) cambió los estatutos de Ifema para que no sólo el alcalde sino cualquier persona en representación de éste pudiera presidir Ifema. Así pudo mantener a Álvarez del Manzano, que siguió en el puesto 12 años más como representante de Gallardón, primero, y, a partir de 2012, de Ana Botella (PP). Mantuvo durante ese tiempo el salario, los asistentes, el coche oficial, etcétera.

Tras la victoria de Ahora Madrid en las elecciones municipales del pasado mes de mayo, Álvarez del Manzano se reunió con la nueva regidora para poner el cargo a su disposición. Manuela Carmena le pidió que siguiera “un poco mientras estudiaba la situación”, según relató Álvarez del Manzano a EL PAÍS, y éste no tuvo problema en representar a la regidora de Ahora Madrid (el partido de Podemos y Ganemos) como antes había hecho con sus compañeros del PP.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información