Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las entidades recelan del sistema de contratación de comedores escolares

La nueva normativa busca homologar a las empresas que prestan en servicio para facilitar la contratación por parte de los directores de los centros

La bolsa de proveedores del servicio de comedor escolar que quiere crear el Departamento de Enseñanza genera recelos en Ayuntamientos y entidades sociales. La Asociación Catalana de Empresas del Lleure, la Educación y la Cultura (ACELLEC) denunció ayer que este nuevo modelo expulsa a las pymes de la posibilidad de gestionar este servicio.

Hace tres semanas, Enseñanza publicó el pliego del acuerdo marco para el servicio en 190 centros del Maresme y Vallès Oriental. Estas comarcas fueron las primeras en renunciar a la competencia de contratar el servicio en aquellos casos donde no lo realiza la asociación de padres y la devolverieron al departamento. La intención es extender este método a comarcas como el Baix Llobregat o el Barcelonès.

El pliego de condiciones divide en cuatro lotes los centros, dependiendo del número de comensales. Las empresas pueden escoger los lotes que deseen pero tienen que certificar una capacidad económica o experencia —haber realizado trabajos similares en los últimos tres años—. La Generalitat quiere certificar los provedores para que los directores de los centros, quienes finalmente realizan la contratación, tengan una guía y evitar la discrecionalidad.

El coste total de este servicio se calcula en 50 millones de euros. La CUP de algunos municipios del Maresme critica que esta convocatoria se haga en pleno verano y piden que se amplíe el tiempo para asegurar que las pymes puedan concursar. ACELLEC se plantea recurrir el acuerdo, pues considera que además le quita al centro la posibilidad de intervenir en “el proyecto escolar del comedor”.