Cine al aire libre, una tradición que permanece en Valencia

Sigue siendo una de las opciones de ocio preferidas para las noches del verano

Cine de verano en la playa de Las Arenas, en Valencia.
Cine de verano en la playa de Las Arenas, en Valencia.

En los años cincuenta y sesenta se abrieron multitud de terrazas de cine de verano, pero los cambios que llegaron en la siguiente década acabaron con esta tendencia. La tele entró como un huracán en todas las casas y el ochentero vídeo casi les dio la estocada final, sin embargo, no pudieron con ellas. En cuanto aparecen la gente vuelve a visitarlas con las mismas ganas de siempre. El bocata, la silla plegable, la comodidad y el placer de estar a la fresca, las convierten en un magnífico plan para las noches del verano. Y entre todos estos placeres, el mayor y su razón de ser: ver cine.

Llevar a cabo las diferentes programaciones estivales y sus proyecciones al aire libre no cuesta mucho dinero, por lo que forman parte de la mayoría de opciones culturales elegidas por ayuntamientos, diputaciones, consejerías y concejalías en la Comunidad Valenciana. Y entre tanta oferta, el éxito radica sobre todo en la calidad y adecuación de las películas elegidas. Un buen ejemplo es la Filmoteca d’Estiu, que cumple este verano 16 años. José Luis Moreno, director de CulturaArts, nos recita una tras otra las películas programadas dentro de los dos ciclos que proyecta la Filmoteca. “En el ciclo Cine de hoy recuperamos películas galardonadas con premios importantes, Goya, Oscar…para que se puedan ver en un entorno tan especial como los Jardines del Palau“.

Cuenta que más de 330.000 espectadores han disfrutado de esa combinación casi mágica en el transcurso de estos dieciséis años. Y en esta temporada, que continua hasta el 29 de agosto, siguen recibiendo una media de 700 visitantes diarios.“También programamos, en colaboración con la Universidad de Valencia, el ciclo Planes Maestros, ocho películas excepcionales que no hay que perderse. En julio se pasan en La Nau, y en agosto en la Filmoteca d’Estiu”

El bocata, la silla plegable, la comodidad y el placer de estar a la fresca, las convierten en un magnífico plan para las noches del verano. Y entre todos estos placeres, el mayor y su razón de ser: ver cine

Además del ciclo compartido con CulturArts, la Universidad de Valencia, en otro excepcional enclave, el claustro de La Nau, organiza su propio ciclo, “Nuevos horizontes del western”. Pablo Hernández es el coordinador del Aula de Cine de la Universidad de Valencia. Este verano también ha sido muy bien acogido. Funcionamos desde hace ocho años y por aquí han pasado más de 30.000 personas. A Les Nits de Cinema al Claustre de la Nau acude gente de todos los perfiles, pero buscan buen cine. El plan es perfecto, las sesiones son gratuitas, en versión original, rodeados del claustro de la Nau y al aire libre, además las películas cuentan con presentación y coloquio, esto último es lo que nos diferencia de otras proyecciones”

La oferta en la playa de cine al aire libre es la más extensa. Muchos pueblos costeros utilizan sus playas para distintas proyecciones asociadas a fiestas o a eventos culturales, Benicassim, Oliva o Denia son algunos de ellos. En Alicante se puede disfrutar de buen cine en la playa de San Juan y en el Postiguet. En Castellón, en la playa del Gurugú, la diputación de Valencia puso en marcha en el 2012 “Cine en la playa”, que proyecta películas en 18 playas del litoral valenciano los meses de julio y agosto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los auto-cines siempre han tenido su público. En Denia está el Drive In, el auto-cine más antiguo que sigue proyectando en España, desde 1979. También continua en Alicante el autocine El Sur de Mutxamel, y desde principios de los ochenta el Star del Saler, en Valencia. Todos ellos ofrecen una variada y escogida programación para todos los públicos y por precios muy asequibles se pueden ver dos películas.

La afición del cine a la fresca se extiende también hacia el interior. La tradición viene de largo, en el pueblo de Serra, en el año 1959, se abrió el primer cine de verano de España. Le siguieron muchos más y algunos continúan con excelentes programaciones y una gran aceptación entre sus vecinos como el que se proyecta en la Terrasa d’Estiu de L’Eliana, que cumple este verano 39 años.

“Més de 20.000 espectadors pasen cada any per la nostra Terrassa d’Estiu, veins de L’Eliana i de altres pobles d’envoltant, inclòs de València capital. Des de sempre la programació es regeix per criteris de qualitat i comercialitat, sempre amb títols d’estre recent i rebutjant totes aquelles pel·lícules que no s’ajusten a les exigències d’una societat democràtica i tolerant.–nos explica Salva Torrent Catalá, Alcalde y Concejal de Cultura de esta localidad- “A l’Eliana no entenem un estiu sense el nostre cinema”.

En las ciudades, además de las Terrazas con solera, como la Flumen de Valencia o la Lumiere de Alboraya, se puede acudir a interesantes y muy voluntariosas iniciativas vecinales o culturales. En Valencia, Velluters, Benimamet, Patraix o San Marcelí son algunos de los barrios que han decidido tener su propio cine y mantienen sus ciclos y programaciones siempre muy bien recibido por los vecinos.

Hasta los solares se pueden convertir en cines. Domingo Mestre, miembro de la Asamblea Solar Corona, es uno de los encargados de organizar actos culturales para el Solar Corona. “La Asamblea se creó hace 4 años y desde entonces nos autogestionamos. Organizamos actividades y actos culturales, entre ellos el cine”. Cada año un ciclo de cortos con temáticas diferentes, este año ha sido la Mostra Internacional de Cine Educativo y ya están en contacto con diferentes asociaciones similares de otros países para colaboraciones futuras. “Cada noche pueden venir unas 100 personas, todo tipo de gente, vecinos del barrio sobre todo y este año muchos niños. Es gratuito, bueno, tenemos un bote donde la gente puede colaborar con lo que quiera, somos más de cobrar a la salida”

Iniciativas privadas, públicas, asociaciones vecinales y organizaciones culturales, llenan de cine las plazas, calles, solares, jardines y playas de toda la geografía nacional. Aún queda mucho verano para disfrutar de él. Hoy mismo, busquen un poco, seguro que muy cerca tienen un cine al aire libre y una buena película esperándoles.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS