Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Alicante veta el arte de la Fundación Coca-Cola

Cultura cancela una muestra hasta que la empresa readmita, como pide el Supremo, a un centenar de despedidos en la embotelladora local

El ERE de Coca Cola
Trabajadores de Coca-Cola a las puertas del Supremo el mes pasado

El Ayuntamiento de Alicante ha bloqueado la exposición de los fondos pictóricos de la Fundación Coca-Cola, prevista para este verano, hasta que se resuelva el conflicto laboral de la planta embotelladora que la empresa cerró en la ciudad. El concejal de Cultura, Daniel Simón (Guanyar), remitió hace unos días a la fundación una misiva en la que explica que "por ética" debe frenar la muestra hasta que Coca-Cola Iberian Partners cumpla la sentencia del Tribunal Supremo que obliga a readmitir a los 821 empleados despedidos, de los cuales cerca de un centenar pertenece a la fábrica de Alicante.

Simón, quien como edil de Esquerra Unida-IU apoyó muy activamente a los trabajadores despedidos durante el pasado mandato, ha cerrado las puertas de una exposición que planeó el gobierno local anterior (PP) en la antigua Lonja de la ciudad y que recientemente pasó por la conocida sala cultural de la Universidad de Valencia, La Nau. En ella, se aprecian obras de nombres consagrados como Javier Baldeón, José María Sicilia o Juan Navarro Baldeweg.

Los motivos para cerrar las puertas de las salas municipales a la fundación no son artísticos, argumenta el edil en la misiva enviada a Iberian Partners, sino sociales. Las distintas fuerzas que confluyen en el tripartito de izquierdas (PSOE, Guanyar y Compromí) que gobierna Alicante han mostrado siempre su apoyo las reivindicaciones de los trabajadores. "No sería de recibo exponer en estos momentos en una sala municipal alicantina", argumenta Simón, "el mundo del arte y la cultura no puede permanecer ajeno y aislado al contexto social del que forma parte".

La Fundación paga así en Alicante una política laboral impuesta por su matriz, conformada en España por Coca-Cola y su socia española, Iberian Partners, encargada de las fabricas embotelladoras de la bebida gaseosa más conocida del mundo. El Tribunal Supremo anuló el pasado 20 de abril el Expediente de Regulación de Empleo impulsado por la multinacional en las fábricas de Madrid, Asturias, Mallorca y Alicante. Y antes de que acabe el mes deberá haber readmitido a los despedidos. El Ayuntamiento emplaza a la fundación a posponer la exposición hasta que la sentencia sea satisfecha.

Si bien respeta la decisión del Ayuntamiento, la Fundación Coca-Cola ha lamentado en un comunicado que esta iniciativa para difundir el arte contemporáneo se haya visto mezclada con el proceso de reestructuración de la compañía embotelladora en España. Esta organización patrocinadora de artistas españoles y portugueses fue la primera entidad de este tipo creada fuera de las fronteras de EEUU. Está integrada por The Coca-Cola Company y sus embotelladoras, empresas de capital 100% español.

La medida de Cultura no ha sido la única presión realizada en Alicante desde que empezara el ERE. En febrero del año pasado, varios bares y restaurantes de la ciudad exhibieron carteles y pegatinas en contra de los despidos. Algunos incluso comenzaron a negociar con Pepsi para dejar de servir la bebida conocida también comercialmente como la chispa de la vida.