Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las pulgas incordian a los jueces de Valencia

Los insectos han picado a varios funcionarios en los juzgados de guardia, denuncia UGT

Ciudad de la Justicia de Valencia Ampliar foto
Ciudad de la Justicia de Valencia

Los juzgados de guardia de Valencia tienen pulgas, según ha denunciado este miércoles UGT. La central sindical ha señalado que varios funcionarios han presentado quejas, por lo que ha solicitado a la gerencia de la Ciudad de la Justicia, que alberga la Audiencia, los juzgados y la fiscalía de Valencia, que adopte medidas.

El sindicato afirma que en los juzgados de guardia, abiertos durante todo el día, no se almacenan grandes cantidades de papel como en otros órganos judiciales de la Comunidad Valenciana, en los que se considera que tal acumulación ha sido el foco de problemas similares.

La inspección de evaluación de riesgos visitará las instalaciones el próximo 27 de julio, ha indicado UGT. La central ha criticado también que la situación del aire acondicionado en el gran complejo situado frente a la Ciudad de las Artes y las Ciencias ha mejorado después de haber tenido fallos de funcionamiento, pero continúa habiendo "problemas".

En las últimas semanas, han lamentado, se han alcanzado temperaturas de 38 grados en algunas partes del edificio. "Esperamos que la dirección tome cartas en el asunto de manera inmediata, tanto para solucionar el problema de pulgas como para terminar con los inconvenientes de la climatización", ha agregado UGT.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la presidenta del Tribunal Superior valenciano, Pilar de la Oliva, han mantenido hoy su primer encuentro desde que se produjo el cambio en la presidencia del Consell tras las últimas elecciones autonómicas. De la Oliva ha trasladado a Puig las necesidades de la justicia en la Comunidad Valenciana, como la creación de nuevos órganos, los refuerzos de funcionarios y los servicios comunes que dependen de la Administración autonómica.

Puig y De la Oliva en el Palau de la Generalitat. ampliar foto
Puig y De la Oliva en el Palau de la Generalitat.

La magistrada ha reclamado "sacar la máxima rentabilidad posible a los escasos medios" disponibles". El presidente se ha comprometido a colaborar y a "asumir un compromiso presupuestario" con la justicia, a la que ha calificado de "fundamental" para una "democracia avanzada", a pesar de la "muy complicada" situación económica en que se encuentra la Generalitat.

De la Oliva ha afirmado que un millón de personas, de los cerca de cinco millones de ciudadanos que viven en la comunidad autónoma tienen algún asunto en el juzgado. Un dato, ha afirmado, que "obvia cualquier comentario sobre la importancia que tiene el buen funcionamiento" de esta rama de la Administración.

Las relaciones entre la Generalitat y la presidencia del Tribunal Superior no han sido fáciles en los últimos años de gobiernos del PP. En 2011, el órgano judicial sentó en el banquillo al expresidente valenciano Francisco Camps y más tarde procesó a buena parte de los miembros de su Gobierno. Rafael Blasco, que ocupó en aquel tiempo la Consejería de Justicia, se halla ahora en prisión tras la condena que le impuso una sala de enjuiciamiento presidida por De la Oliva. Y el sucesor de Blasco en el cargo, Serafín Castellano, fue detenido hace unas semanas por orden judicial en el marco de otro caso de supuesta corrupción.