Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad triplica las ayudas para los ataques de lobos a ganado

El Gobierno de Cifuentes destina 60.000 euros para posibles indemnizaciones

El Gobierno de Cristina Cifuentes (PP) ha triplicado las indemnizaciones para los posibles ataques de lobos y perros asilvestrados a la cabaña ganadera de 62.000 ejemplares de la región. La cuantía de las ayudas, en vigor desde este mes, es de 60.000 euros, tres veces más que en 2013. Una manada de lobos ibéricos vive desde 2013 en el Parque Nacional de Guadarrama, de donde desapareció en los años cuarenta del siglo pasado.

El importe máximo que percibirán los titulares de las explotaciones ganaderas —hay más de 40.000 ejemplares de bovino, 16.000 de ovino, 3.600 cabras y 2.000 equinos, concentrados en la vertiente de Madrid lindante con Segovia, zona de influencia del lobo— afectadas será de 1.000 euros para el ganado bovino y equino que esté asegurado y de 500 euros en el caso del ovino y caprino.

El tope por lucro cesante y daños indirectos ocasionados será de 60 euros para el ganado ovino y caprino de menos de seis meses; 120 euros para animales de más de seis meses y menos de siete años, excepto 220 euros en el caso de carneros; y 30 euros para animales mayores de siete años.

La Comunidad compensará con 450 euros los ataques al ganado bovino de menos de seis meses; 800 euros para los animales mayores de seis meses y menores de un año; 1.200 euros para los animales de uno a diez años; y 600 euros para los mayores de diez años. En el caso de la cabaña equina, las indemnizaciones serán de 250 euros para los animales menores de 36 meses y de 500 euros para los que superen ese tiempo. Las ayudas se incrementarán un 10% en el caso de razas autóctonas en peligro de extinción.

El Ejecutivo autonómico resta trascendencia al volumen de ataques, aunque reconoce que la aparición del lobo, después de varias décadas sin estar presente, “puede suponer una amenaza” a la ganadería. “La experiencia aconseja incrementar el apoyo económico a los ganaderos afectados para poder hacer viable su actividad ante la reaparición de estos predadores”, estipula la Consejería de Medio Ambiente. En 2012 se produjeron 17 ataques en Madrid atribuibles a los lobos, según la asociación de ganaderos (UPA). Un año después se tramitaron 14 expedientes, con 13 agresiones a ovinos y una a bovinos, en las que murieron 28 ovejas y un ternero.

Los interesados deberán notificar el ataque en un plazo máximo de 48 hora, poniendo a disposición de la Comunidad los cadáveres de los animales o, en su caso, las evidencias que permitan dictaminar si el ataque se debe o no a lobos o perros salvajes.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram