Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fiscalía pide que se venda el yate de un condenado en el ‘caso Blasco’

Anticorrupción solicita que se subasten también dos pisos que adquirió en EE UU

Yate de Augusto César Tauroni en Miami. Ampliar foto
Yate de Augusto César Tauroni en Miami.

La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al Tribunal Superior de Justicia valenciano que venda un yate y dos pisos de uno de los condenados en el caso Blasco para cubrir la responsabilidad civil que incluyó la sentencia, confirmada en su mayor parte hace unas semanas por el Tribunal Supremo. Se trata de propiedades de Augusto César Tauroni. Un empresario considerado, junto al exconsejero Rafael Blasco, cabecilla de la trama que desvió fondos destinados a la ayuda al desarrollo. Ambos cumplen condena ahora en la prisión de Picassent (Valencia).

Los dos se encuentran imputados en otras dos piezas separadas de la causa que continúa investigándose en el juzgado de Instrucción número 21 de Valencia, referidas a supuestos amaños de otras subvenciones de la Generalitat en la etapa del expresidente autonómico Francisco Camps. La fiscalía mantiene que Tauroni adquirió los bienes con dinero proveniente de los fondos públicos desviados. Las propiedades incluyen dos pisos en Miami (Estados Unidos).

Augusto César Tauroni durante el juicio del caso Blasco. ampliar foto
Augusto César Tauroni durante el juicio del caso Blasco.

Tauroni negó tal extremo en el juicio de la primera pieza separada del caso Blasco, por la que cumple seis años de cárcel después de que el Supremo revisara la sentencia.

Los bienes de Tauroni se encuentran en Estados Unidos y es este país el que debe encargarse de su venta y de la remisión de los fondos al tribunal valenciano. El enlace en España es un secretario judicial. El dinero debería acabar finalmente en las arcas de la Generalitat. Tauroni puso la embarcación y los dos apartamentos a nombre de una sociedad, lo que obliga a cumplimentar trámites administrativos y societarios

Además de Tauroni, el responsable de la Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Cyes) Marcial López y su entonces pareja, Josefa Cervera, fueron condenados a devolver 1,8 millones de euros en concepto de responsabilidad civil. Al no haber realizado el abono, se ha puesto en marcha la venta forzosa de sus bienes.