Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La delegada de Enseñanza admite ante el juez que preparó el 9-N

El cargo contradice en parte a Irene Rigau, que negó al fiscal la existencia de reuniones

Irene Rigau, consejera de Enseñanza.
Irene Rigau, consejera de Enseñanza.

La directora de los Servicios Territoriales de Enseñanza en Barcelona, Montse Llobet, convocó dos reuniones con directores de instituto en las que se informó ´sobre qué es lo que debía hacerse en el interior de los centros para llevar a cabo la consulta soberanista el pasado 9 de Noviembre de 2014. Llobet ha comparecido en calidad de testigo ante el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que investiga a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau por la celebración del referéndum alternativo. La directora de los servicios territoriales ha admitido que se celebró la reunión pero ha negado que se diera instrucciones sobre cómo debían actuar los directores. De hecho, Llobet remitió a los docentes a la web donde se inscribían los voluntarios que hicieron posible la consulta.

Las declaraciones de Llobet contradicen en parte el escrito que entregó a la Fiscalía el pasado 12 de noviembre la consejera Rigau. En el citado documento, la consejera asegura: “Ni yo ni ninguna persona de la consejería de Educación ha dirigido ordenes, instrucciones, sugerencias o comunicaciones verbales o escritas a los directores o responsables de centros públicos de enseñanza, sugiriendo o recomendando que consientan el acceso a colaboradores y/o voluntarios del proceso participativo”. En el escrito presentado a la Fiscalía, Rigau aseguraba que “no han existido reuniones entre responsables del Departamento de Enseñanza dirigidas a determinar la manera de proceder en relación al proceso participativo”.

La delegada en Barcelona del departamento sí que ha reconocido la existencia de dos reuniones, celebradas el 16 y el 22 octubre en las instalaciones de los servicios territoriales de Enseñanza, en la calle Casp de Barcelona. Llobet aseguró que se realizaron a petición de los directores de centros de secundaria después de que Mas convocara la consulta.

Fiscalía tenía conocimiento de esas reuniones después de que dos inspectores de la consejería comunicasen a sus superiores estatales la celebración de las mismas. Los dos inspectores también han declarado esta tarde. Han asegurado que esas reuniones existieron y han entregado al magistrado diversos correos electrónicos que mantuvieron con diversos directores de instituto. Los dos inspectores aconsejaron a los directores que solicitaran las supuestas órdenes que les daban desde el departamento por escrito para así evitar tener cualquier tipo de responsabilidad a la hora de abrir un centro para celebrar la consulta. Los dos inspectores entregaron la documentación y un informe a la alta inspección.