Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expulsados de UDC presentan este domingo el nuevo partido

La formación tiene previsto apoyar la candidatura unitaria del independentismo el 27-S

La crisis de Unió Democràtica de Catalunya se agudizó este miércoles con la disolución de las agrupaciones intercomarcales de Barcelona ciudad y de las comarcas del Ebro. La mayoría de militantes de estas agrupaciones están alineados con el sector independentista crítico y forzaron la disolución. Los díscolos se están organizando en un nuevo partido político, que se presentará este domingo.

Unió Democràtica sigue registrando bajas después de que la cúpula optara por abrir un expediente de suspensión de militancia a los dirigentes del sector independentista. Estos dirigentes son la cara más visible de la asociación Hereus UDC 1931, que pretende fomentar el independentismo desde una óptica social cristiana. Entre los nombres que se han barajado está el de Unió Catalana.

Siempre según estas fuentes, la nueva formación tendrá un carácter “puramente instrumental” para dar cobertura legal y jurídica a los concejales y cargos públicos del partido de Josep Antoni Duran Lleida que han decidido abandonar la formación. “En ningún caso queremos presentarnos a las elecciones y contribuir más a la fragmentación del espectro nacionalista catalán”, explicaron. El objetivo a corto plazo es que el partido se integre en la candidatura unitaria independentista para las elecciones del 27 de septiembre.

La Ejecutiva Intercomarcal de UDC de la ciudad de Barcelona anunció este miércoles su disolución por discrepancias con la dirección del partido, y destacó su voluntad de “refundar Unió en un nuevo partido político”. La misma vía ha seguido la Intercomarcal del Ebro, en la que once de sus catorce miembros pertenecen al sector crítico. Joan Josep Malràs, alcalde de Prat de Comte, diputado provincial y hasta ahora presidente intercomarcal de los democratacristianos, admitió que el malestar de los afiliados con la cúpula del partido viene de lejos y acusó a la cúpula de “falta de diálogo”.

 

Más información