Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convergència acoge a los díscolos de Unió en el Parlament

UDC no interpelará a Mas, con lo que la ruptura de CiU apenas se visualizará en la cámara

La ruptura de Convergència i Unió no se visualizará en el Parlamento catalán de una forma tan clara como quería el partido de Josep Antoni Duran Lleida. Cinco de los 16 diputados de Unió están alineados con el sector independentista de la formación y han optado por desobedecer la disciplina de partido, con lo que quedarán alineados con Convergència. Este posicionamiento se visualizará ya en el pleno de esta semana. Los cinco diputados críticos se sentarán junto a los de Convergència, mientras que los once del sector oficialista cambiarán de asiento para agruparse en un lado de la bancada.

Jordi Turull, presidente de Convergència en el Parlament, anunció este lunes que sigue contando con los diputados díscolos de Unió. Aparte de la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, permanecerán en su sitio Mercè Jou, Assumpció Laïlla, Joan Recasens, Elena Ribera, quienes han mostrado su apoyo a la lista independentista del presidente Mas. "Contamos con los críticos de Unió, pero en la dinámica de grupo no habrá ninguna diferencia. Quiero seguir contando con Jou y se seguirá sentando a mi lado", explicó Turull refiriéndose a Mercè Jou, portavoz adjunta hasta ahora.

El resto de los representantes de Unió con escaño en el Parlament se agruparán a un lado para diferenciarse de los convergentes en el hemiciclo, se trata de escenificar la ruptura físicamente. Aunque el portavoz democristiano, Roger Montañola, no interpelará a Artur Mas cuando explique los cambios en el Gobierno este martes. CiU seguirá existiendo formalmente como grupo parlamentario debido a las pocas sesiones que restan para la convocatoria electoral. Pero ya han avanzado que tendrán discrepancias a la hora de votar. Se esperan diferencias de criterio entre CDC y UDC en la votación de la futura ley de igualdad, que previsiblemente se tratará en el pleno antes de que finalice esta legislatura.

El nuevo portavoz de Unió, Roger Montañola, y Ramon Espadaler, secretario general de la formación, se reunieron este lunes con el grupo democristiano. El encuentro ha dejado fuera a los considerados díscolos porque "no contemplan la disciplina" de UDC sino la de CDC. Espadaler indicó que no habrá intervenciones separadas de UDC y CDC en el pleno y que Turull seguirá hablando en nombre de la formación CiU hasta que se disuelva el Parlament la primera semana de agosto. "UDC quiere y tendrá voz propia en el Parlament. Formamos parte de un bloque compacto de diputados que defenderemos los principios de nuestro partido en el hemiciclo porque somos un partido soberano que tiene sus opiniones", dijo Montañola.

Más información