Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un bufete demanda al Popular por un producto que califica de “tóxico”

El banco niega este calificativo pero, según los abogados demandantes, "los afectados acumularon unas pérdidas patrimoniales del 83,3%"

Un bufete de abogados ha demandado al Banco Popular por un producto, los bonos subordinados necesariamente canjeables en acciones, que califica de "tóxico". La entidad financiera, por su parte, niega que presente características para merecer dicha denominación.

Al respecto, Caruncho, Tomé & Judel, abogados y asesores fiscales, asegura que "los afectados acumularon unas pérdidas patrimoniales del 83,3%". Sin embargo, el Popular, según fuentes consultadas por Europa Press, afirma que la "minusvalía" al convertir los bonos se situó en el entorno del 30%, si se tiene en cuenta la remuneración que percibieron los titulares, a partir de un tipo de interés del 7%.

"Hemos presentado demandas en las cuatro provincias gallegas y en otras comunidades a través de la red Hispajuris por los bonos convertibles del Banco Popular, un producto financiero de inversión complejo y arriesgado", explica el letrado Carlos Tomé, a través de un comunicado de prensa.

Al respecto, asegura que "mientras dura el bono otorga un interés fijo, pero una vez convertido en acciones, la aportación adquiere las características de una inversión de renta variable".

Tomé añade que "ya hay sentencias en otras provincias" a favor de los demandantes y, en un relato cronológico, apunta que en 2009 el banco comercializó el producto y "posteriormente efectuó unilateralmente un canje", a lo que las fuentes de Popular replican que ese canje fue "voluntario", en mayo de 2012, y con una "aceptación del 95,3%".