Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entre mesas camilla y salones árabes

Una exposición del COAM reproduce el interior de seis casas madrileñas que reflejan la diversidad de la ciudad

Paula García-Masedo y Gonzalo Pardo, comisarios de la exhibición, en la sede del COAM. Ampliar foto
Paula García-Masedo y Gonzalo Pardo, comisarios de la exhibición, en la sede del COAM.

Todos imaginan el modo en el que les gustaría vivir. Y luchan porque la realidad se acerque lo más posible a ese ideal. Aunque en el camino tengas que moldear esas ilusiones. Cuando piensas que has vuelto a tener toda la casa para ti, uno de tus hijos se divorcia y vuelve a instalarse en su antigua habitación. ¡Por fin puedes mudarte a una casa con tu pareja! Pero la crisis obliga a reciclar muebles. Vives en un país que no es el tuyo y haces lo posible por recrear Marruecos en tu salón. Estos tres ejemplos constituyen casos de maneras de vivir –que decía la canción- en una misma ciudad. Una exposición del Colegio de Arquitectos de Madrid llamada ¿Quién vive ahí? recrea seis casas madrileñas que representan hábitos muy diferentes.

Un piso alquilado de una pareja, otro de soltera, ambos en el centro, el hogar de una señora mayor que ha vuelto a acoger a su hijo divorciado en Moncloa, una casa de acogida en la que convive una docena de inmigrantes a la espera de asilo en Ventas, la nave-vivienda de unos artistas en Lucero y un impresionante chalé árabe de las afueras de Madrid son los seis ejemplos que Paula García-Masedo y Gonzalo Pardo, comisarios de la exhibición, han elegido para mostrar la diversidad de nuestros días. “Partimos de una lista de 50 casas, nos interesaba reflejar la complejidad, mostrar que ya no hay una única familia tipo”, explica Pardo. Junto a las reproducciones se proyectan vídeos con entrevistas a los personajes y con escenas de su vida cotidiana.

Raisa Maudit y Zony Gómez, de 28 y 26 años respectivamente, constituyen uno de los modelos de la muestra. A esta pareja de artistas, cuya vivienda es a la vez su taller, no les ha supuesto ningún problema abrir sus puertas. Duermen en una tienda de campaña. En su vídeo Gómez asegura que cada uno debería poder establecer sus niveles de comodidad” en referencia a las dificultades para que su lugar de residencia también sea un espacio creativo. “Lo normal en nuestra vida es no tener un día normal. Podemos pegarnos 24 horas trabajando para una exposición, convocar a gente para una actuación, tener que acabar echando a los invitados para poder irnos a dormir…”, comenta entre risas.

Justo al lado de su tienda de campaña en la exposición hay una gran mesa con los cubiertos dispuestos para empezar a comer. Se trata de la escena que se produce cada día a las dos en punto en la casa de acogida de la Fundación La Merced Migraciones de Ventas. Gonzalo apunta que querían mostrar “una convivencia completamente comunitaria. En los dos o tres años que permanecen en esta vivienda a la espera de sus papeles ellos organizan las comidas, las clases de español, la colada…”. Un verdadero contraste con la reproducción de un salón árabe de una familia de Marruecos emigrada a España hace tres décadas que ha conseguido importar la cultura, decoración y tradiciones de su hogar natal a esos cuatro muros.

Julita compró todo el mobiliario de su vivienda hace treinta años en Toledo y así permanece desde entonces. Hace unos años su hijo Pedro regresó a casa tras su divorcio y trajo consigo a sus hijos. La exhibición muestra su sala de estar, con mesa camilla incluida, porque para ella ese es el espacio que mejor le representa. Mientras que para Paula, directora creativa, el lugar de referencia no solo para ella sino para sus amigos, es su terraza, que se ha convertido en una especie de salón al aire libre. Lucía y Camila constituyen una joven pareja adaptada a los sueldos actuales que ha optado por vivir en el centro. Estudiante de arquitectura la primera y profesora la segunda, encuentran la intimidad en su pequeño apartamento gracias a llevar horarios radicalmente opuestos. Uno puede adentrarse en estas casas ajenas en la sede del COAM (Hortaleza, 63) hasta el 31 de julio.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram