Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
elección de ayuntamientos en el país vasco

Gorka Urtaran desaloja a Maroto en Vitoria en una ajetreada elección

La negativa del PNV a respaldar al PSE en Andoain ha llevado al PSE a vengarse en Vitoria. El único concejal de Irabazi, ha tenido que cambir su voto en el último minuto.

El incumplimiento del PNV en Andoain, Gipuzkoa, ha desencadenado una tormenta en Vitoria. El Pacto PNV-PSE sellado hace escasamente 36 horas, ha durado íntegro ese tiempo hasta que uno de los concejales de Andoain ha votado en blanco e impedido que el PSE recuperara la alcaldía en ese municipio, incumpliendo la literalidad de lo suscrito entre ambas formaciones y lo que el presidente del PNV de Gipuzcoa, Joseba Egibar, había prometido apenas una hora antes de la votación. El PSE no se ha arredrado y dos horas después ha confirmado que retiraban su apoyo al candidato del PNV.

Con ese anuncio ha empezado la locura. Decenas de ciudadanos convocados por la plataforma que impulsa el PP se han concentrado en la Plaza de España en Vitoria, junto al Ayuntamiento de la capital y otros tantos alrededor de ellos, dando paso a una guerra de frentes, con gritos a favor y en contra del candidato del PP, Javier Maroto, y algún que otro insulto. Mientras tanto en el interior del Ayuntamiento los representantes de Sumando, la lista avalada por Podemos, y el de Irabazi, la coalición que forman Izquierda Republicana, Equo y Ezker Anitza, revisaban los argumentos para ver si se adaptaban a la nueva situación. Tras el sí de Sumando a Urtaran, solo quedaba por conocer si Irabazi le apoyaba para lograr los 14 que necesitaba Urtaran para desalojar al PP y a Maroto.

Cuando el secretario municipal ha confirmado que Maroto había logrado 9 votos y el candidato del PNV, 14, con los cuatro del PSE en blanco, la plaza de España ha estallado en gritos de alegría y de decepción. La Ertzaintza ha hecho aparición para marcan un cordón de seguridad entre unos y otros para evitar problemas. Los gritos eran cada vez más fuertes no tanto a favor de Urtaran sino en contra de Maroto, con cánticos a favor de su marcha al frente de la institución.

Un Ayuntamiento sin exclusiones", dice Urtaran en su primeras palabras como alcalde

Las primeras palabras del nuevo alcalde, Gorka Urtaran, han sido para confirmar que va a afrontar un periodo complicado pero con un programa compartido, "sin exclusiones ni discriminaciones de ningún tipo". Con esas palabras ha querido marcar un antes y un después en las polémicas con los inmigrantes, el tema que el PP ha usado como bandera desde el pasado julio, y que le ha hecho ganar las elecciones a Maroto, pero generando una oposición unida mucho mayor en su contra. Un tercio de los vitorianos le apoyaron, con nueve concejales, pero los otros 18 han criticado su discurso, aunque el PSE finalmente haya votado en blanco. Ahora queda por saber si el PSE estará en el futuro Gobierno de coalición con el PNV, cosa que parece muy complicada, y si el PNV, con cinco concejales puede armar una coalición con EH Bildu y el resto de fuerzas que le han apoyado.

Maroto, por su parte, acompañado por el ministro de Sanidad y exalcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, la presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga y otros altos cargos del PP, ha dicho en uno de los pasillos del Ayuntamiento un minuto después de dejar de ser alcalde, que "no voy a fallar a ninguno de los ciudadanos que me han votado". Después de ha ido. Quien también se ha marchado disgustado y sin hacer declaraciones, ha sido el número uno del PSE, Peio López de Munian tras la ruptura dle pacto en Vitoria.

Fuentes de Sumando e Irabazi han confirmado que han adoptado esta decisión por "responsabilidad" y por que apuestan por "el cambio" en la ciudad. Oscar Fernández, el concejal de Irabazi ha dicho que apoyará a Urtaran, pero ha señalado que no será "un cheque en blanco". Ha explicado que, tras reunirse con parte del comité de Irabazi, ha mantenido una cita con Urtaran poco antes del pleno en la que le ha exigido unos compromisos mínimos a asumir como propiciar una participación ciudadana real y directa, luchar por la igualdad de hombres y mujeres, garantizar el empleo y hacer de Vitoria un municipio libre de fracking, peticiones que el candidato nacionalista ha asumido.

"Nos han llamado el acuerdo de los perdedores, pero llaman perdedores a los inmigrantes, a las mujeres. El próximo ayuntamiento va a ser eel de los perdedores que le hemos ganado", ha dicho la portavoz de EH Bildu, Miren Larrión.

Fe de errores

ue ue va a