Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puigdemont repite como alcalde de Girona sin apoyos de otras fuerzas

El dirigente de CiU utiliza la fórmula independentista de la AMI al jurar el cargo

L'alcalde de Girona, Carles Puigdemont (CiU)
L'alcalde de Girona, Carles Puigdemont (CiU)

Carles Puigdemont ha sido reelegido este mediodía alcalde de Girona, donde ha sido reelegido con los votos de los diez ediles de CiU. El resto de grupos municipales (ERC, CUP, PSC, C’s y PP ha votado a su candidato). Girona se convierte así en la única capital de provincia gobernada por los nacionalistas.

Puidemont, al igual que el resto de ediles de su formación y los de ERC, ha tomado posesión del cargo utilizado la fórmula propuesta por la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), que prevé añadir al juramento o promesa previsto por la ley la siguiente frase: “Anuncio que resto a disposición del nuevo Parlamento, del presidente y del gobierno de la Generalitat de Catalunya que surja de las elecciones del 27 de septiembre de 2015 para ejercer la autodeterminación de nuestro pueblo y proclamar, junto con todas nuestras instituciones, el estado catalán libre y soberano”. Un método que, según fuentes municipales, es totalmente legal.

En su discurso de toma de posesión del cargo, Puigdemont, que ha recordado que no volverá a presentarse, ha avanzado que continuará dedicando los próximos días a la búsqueda de acuerdos de estabilidad con los grupos municipales. El alcalde ha augurado que vienen tiempos de ilusión por la "oportunidad de hacer un nuevo país", pese a la oposición de algunos que tratarán de evitarlo por "por tierra, mar y BOE”. Ante esta situación, Puigdemont ha asegurado que en el momento oportuno “este Ayuntamiento debe responder de manera abrumadora al llamamiento que haga un Parlamento democráticamente escogido por los catalanes”.

El Ayuntamiento más madrugador en la provincia de Girona ha sido el de Roses (Alt Empordà). Montse Mindan (CiU), ha sido proclamada alcaldesa a las nueve de la mañana con un nuevo socio. En la última legislatura tuvo el apoyo del PP y este mandato lo hará con el único edil de Gent del Poble (GdP). La coalición ha perdido 4 ediles en los últimos comicios, en parte por la escisión de los miembros de UDC que presentaron una candidatura alternativa y consiguieron dos ediles.

En Figueres (Alt Empordà), gracias a un pacto con el PSC, Marta Felip (CiU) ha podido seguir siendo la alcaldesa, pero esta vez en minoría. Perdió 5 de los 12 ediles conseguidos por Santi Vila, a quien sustituyó en medio mandato, y ha tenido que pactar. La CUP y ERC lo descartaron.

En Castell-Platja d'Aro (Baix Empordà), Joan Giraut (CiU) ha vuelto a ser proclamado alcalde, pero canvia su socio de gobierno que ha pasado de ser el PP en el último mandato al PSC en el actual.

El republicano Jordi Viñas ha sido proclamado alcalde de Salt (Gironès) con el apoyo de PSC y IpS-CUP. Los partidos de izquierdas se han unido para desbancar a Jaume Torramadé (CiU), que tuvo la candidatura más votada. La alianza por el momento es para la investidura, ya que todavía no hay un acuerdo de Gobierno.

En Palamós han cambiado las alianzas y ha sido proclamado alcalde el republicano Lluis Puig, que obtuvo 24 votos más que el PSC. La histórica alcaldesa socialista Teresa Farrés gobernaba junto a Entesa, que ha perdido la representación. Finalmente ERC y CiU se han llevado el gobierno municipal.

En Palafrugell, con el nombramiento de Juli Fernández como alcaldes, se repite el pacto sociovergente de los últimos 4 años. Fernández será alcalde tres años y el último lo será Albert Gómez (CiU).