Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los críticos de Unió piden el ‘no’ a la consulta para apoyar la independencia

El núcleo independentista denuncia que se los impide el acceso al censo electoral

Núria de Gispert y Antoni Castellà, la semana pasada al Parlament.
Núria de Gispert y Antoni Castellà, la semana pasada al Parlament. EFE

El sector crítico de Unió Democràtica de Cataluña (UDC) ha pedido hoy votar no a la consulta interna que el partido hará domingo para favorecer la independencia. Los críticos han protagonizado una simbólica conferencia de prensa a la sede del partido en la cual han participado dos militantes históricos como Núria de Gispert y Joan Rigol, que han acompañado el líder del sector soberanista, Antoni Castellà. “Votar no a la consulta es votar sí a la independencia”, ha resumido Gispert en una conferencia donde se han denunciado prácticas dudosas por parte del sector oficialista del partido.

“No nos mueve ninguno otro objetivo que hacer que Unió se posicione ante el 27-S de forma clara”, ha resumido la presidenta del Parlament de Cataluña. Según Núria de Gispert, “votar no se uno sí en Cataluña, a la justicia social, a la fraternidad, y uno sí a la independencia”. La misma dirigente de Unió ha cargado duramente contra la pregunta aprobada por el Comitè de Govern del partido y que supone un distanciamiento del partido de la hoja de ruta soberanista pactada en marzo entre Esquerra, Convergència y las entidades independentistas. “La pregunta es desconcertante , confusa y engañosa”, ha concluido De Gispert.

El líder del sector soberanista, Antoni Castellà, ha centrado sus críticas en las formas que la dirección del partido está utilizando para gestionar el proceso de la consulta. En este sentido ha denunciado que se los ha impedido el acceso al censo electoral con el argumento de la necesidad de respetar la ley de protección de datos. “La comisión de control de la consulta tiene que hacer una reflexión; la lógica es que el censo esté al alcance de las candidaturas”, ha dicho Castellà. Los críticos de Unió están especialmente molestos con el presidente del Comitè de Govern, Josep Antoni Duran Lleida, puesto que, según ellos, está utilizando los medios del partido para hacer campaña a favor del sí. “Nosotros pedimos igualdad de condiciones”, ha recalcado Castellà.

Los críticos de Unió pretenden que el no a la consulta no sólo sirva para aclarar el apoyo de Unió a la independencia. También quieren influir en la redacción de enmiendas ala hoja de ruta pactada entre ERC y CDC. En este sentido, el expresidente del Parlament, Joan Rigol, ha resumido qué los gustaría añadir al documento: “Si llegado el momento el Estat español hace una propuesta de pacto confederal con Cataluña lo hablaremos y lo votaremos”. Con esto, Rigol ha querido destacar que Unió es un partido “moderado”. “No somos ni la FAI ni un partido anarquista”, ha asegurado.