Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá se da su último baño de masas como alcaldesa en el Corpus

La regidora de Valencia denuncia que el pacto en la capital está en función del autonómico

No despeja su futuro y reitera que conservará la vara de mando hasta el último minuto

La dirigente popular acusa a la izquierda de ponerse al servicio del pancatalanismo

Rita Barberá, alcaldesa en funciones de Valencia, saluda a la salida de la misa del Corpus en la Catedral.
Rita Barberá, alcaldesa en funciones de Valencia, saluda a la salida de la misa del Corpus en la Catedral.

Se hizo selfies, estrechó manos y repartió besos en su más que probable último encuentro popular con los valencianos como alcaldesa; ayer se celebraba el Corpus en Valencia. Rita Barberá, icono político del Partido Popular por sus cinco mayorías absolutas consecutivas en la tercera ciudad de España, se despidió sin aclarar su futuro político y desacreditando al virtual Consistorio tripartito de izquierdas que la sucederá el sábado tras 24 años en el cargo.

Fiel a la cita del Corpus, la regidora asistió al oficio religioso de la mañana en la catedral con la práctica totalidad de sus concejales. Sin teja ni mantilla y con los bancos reservados a los altos cargos del Gobierno valenciano vacíos, Barberá mostró un semblante serio.

La alcaldesa en funciones no se mostró muy locuaz respecto a su futuro político inmediato. Tras los comicios del 24-M, en los que perdió la mayoría absoluta y vio que no podría gobernar ni con el apoyo de Ciudadanos, negó que vaya a irse al Senado: “Seré alcaldesa hasta el último minuto”, zanjó entonces. Además, es diputada del PP en las Cortes Valencianas. Ayer solo confirmó que hoy recogerá su acta de edil sin precisar si lo hará en persona o delegará en otra persona de la Corporación. “El acta se va a recoger; lo que yo haga después ya veremos”, dijo.

Barberá cargó contra el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez: “Le está haciendo un flaco favor a España por esa radicalidad en la que está entrando, haciendo posible que el soberanismo independentista catalán llegue hasta el límite de Murcia”.La alcaldesa en funciones vinculó el pacto entre Compromís, los socialistas y València en Comú que, salvo imprevistos, permitirá a Joan Ribó, de Compromís, sucederla como regidor, a las conversaciones en curso para constituir el Gobierno de la Generalitat. El pacto en el Ayuntamiento “durará lo que le convenga a Ximo Puig”, candidato socialista a la presidencia regional, manifestó Barberá.

Más información