Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las elecciones dejan a IU sin ingresos y sin poder saldar su deuda millonaria

El partido carece de capacidad para pagar la deuda de 1,7 millones de euros que tiene con Hacienda y la Seguridad Social.

Lara y Garzón en la Asamblea de Izquierda Unida en Rivas en noviembre
Lara y Garzón en la Asamblea de Izquierda Unida en Rivas en noviembre

Izquierda Unida carece de capacidad para pagar la deuda de 1,7 millones de euros que tiene con Hacienda y la Seguridad Social. El resultado electoral del 24 de mayo, que dejó a IU Madrid fuera del Ayuntamiento y de la Asamblea por primera vez desde su fundación en 1986, ha provocado la quiebra de la formación. Las tres sedes que posee en la región (Alcorcón, Arganda y Getafe) tienen un valor conjunto de unos 400.000 euros. La falta de recursos obliga a la dirección regional a despedir a sus nueve empleados. “No tenemos capacidad para indemnizarles”, reconocen dirigentes del partido.

 El desastre electoral de hace dos semanas ha dejado a IU sin su principal fuente de ingresos, los que obtenía de las instituciones. El candidato autonómico, el poeta Luis García Montero, obtuvo 130.890 votos (4,14%), por debajo del mínimo del 5% de sufragios necesarios para entrar en la Asamblea. En 2011, con Gregorio Gordo al frente, IU fue tercera con 287.707 papeletas (9,61%), equivalentes a 13 diputados.

800.000 euros pagados en un año

Izquierda Unida ha rebajado 800.000 euros su deuda con Hacienda y la Seguridad Social. Desde el pasado julio, el partido ha reducido la cantidad pendiente de 2,5 a 1,7 millones. Para conseguirlo, llegó a pedir una cuota extra única de hasta 3.000 euros a los cargos públicos en la Asamblea y la capital que cobrasen más de 3.200 euros al mes. La aportación solicitada a los cargos con entre 2.500 y 3.199 euros de sueldo fue de 2.000 euros; de 1.500 a los sueldos entre 2.000 y 2.499 euros; de 1.000 a los sueldos de entre 1.750 y 1.999 euros; de 750 a los sueldos entre 1.500 y 1.749 euros, y de 250 euros para los cargos con una nómina entre 1.000 y 1.499 euros.

El resultado de la aspirante al Ayuntamiento de Madrid, Raquel López, fue peor, con 27.869 votos (1,71%), incluso por debajo de UPyD, que también se ha quedado fuera del Consistorio y de la Asamblea. IU fue la tercera fuerza municipal en 2011, con Ángel Pérez de candidato, con 163.706 sufragios (10,75%) y seis concejales.

Los problemas económicos de IU se remontan a 2000, cuando dejó de abonar las retenciones del impuesto sobre la renta (IRPF) a sus empleados. Desde 2009, la formación está al día en sus cuentas por este concepto. Con un presupuesto de 1,2 millones, la mayoría de sus ingresos proceden de la cantidad asignada al grupo parlamentario en la Asamblea. Los partidos representados en el Parlamento reciben una subvención fija anual de 489.833 euros, idéntica para todos. Además, el PP recibió cada año de la legislatura que acaba por sus 72 parlamentarios 1.282.298 euros (17.810 euros por escaño); el PSOE, 641.149 euros (36 escaños); IU, 231.526 euros (13), y UPyD, 142.478 euros (8).

En 2000 dejó de abonar las retenciones del IRPF a sus empleados

La Agencia Tributaria ha reclamado de forma periódica en los últimos dos años el embargo de los 721.359 euros de subvención anual que IU recibía por su representación en la Cámara autonómica. La Asamblea de Madrid impidió el embargo, basándose en un informe de los servicios jurídicos que distinguía entre el grupo parlamentario, en el que además están presentes Los Verdes, de la propia Izquierda Unida.

El mejor reflejo de las dificultades de IU son los embargos en 2007, a causa del impago de la deuda, de tres de sus inmuebles. La principal sede de IU está en Getafe, en el centro de la ciudad y frente del arzobispado. El Ministerio de Hacienda la llegó a subastar por 266.000 euros, pero la puja quedó desierta. Lo mismo ocurrió con los locales de Arganda del Rey (130.000 euros) y de Alcorcón (105.000 euros).

En septiembre de 2013, IU perdió la sede que tenía en Velilla de San Antonio. Hacienda la adjudicó por 43.000 euros. La Agencia Tributaria reclamó al partido 300.000 euros para suspender las subastas del resto de los locales. Cuando IU reunió esa cantidad, el ministerio endureció las condiciones y el dinero solo daba para salvar dos de las cuatro propiedades.

IU mantiene en la región unos 5.000 militantes

Despidos

IU Madrid despidió el pasado julio a uno de sus entonces 20 empleados y redujo un 50% la jornada y el salario del resto de la plantilla. El expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) afectó incluso a Eddy Sánchez, en aquel momento coordinador regional, que pasó de 2.400 euros mensuales a 1.200. Como excepción, la dirección regional pidió una cuota extraordinaria a los cargos públicos de la Asamblea y el Ayuntamiento de Madrid.

IU mantiene en la región unos 5.000 militantes, que pagan sus cuotas en enero y julio. “Por mucho que pagasen, es insuficiente”, dice un miembro de la dirección regional, que como otros responsabiliza a Alberto Garzón, candidato al Gobierno nacional, de parte del fiasco electoral. Cercano a Pablo Iglesias, líder de Podemos, y a Tania Sánchez, imputada esta semana, Garzón está enfrentado desde hace meses con la dirección regional y llegó a no apoyar a la candidata municipal, Raquel López, elegida después de que el anterior aspirante, Mauricio Valiente, dejara IU por un puesto en Ahora Madrid.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información