Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SOCIEDAD

Doce Miradas para la igualdad

La asociación celebra su segundo cumpleaños con un debate sobre los medios de comunicación, la igualdad y el poder de las mujeres en un mundo fabricado por y para los hombres

Doce mujeres, doce miradas, miles de sueños y un camino en común durante los dos últimos años. La asociación creada por Ana Erostarbe, junto a Arantxa Sáinz de Murieta, Begoña Marañón, Lorena Fernández, Macarena Domaica, María Puente, Mentxu Ramilo, Miren Martín, Miriam Artola, Naiara Pérez de Villarreal, Noemí Pastor y Pilar Kaltzada para alumbrar un espacio de reflexión, conversación y debate en torno a las desigualdades de derechos y oportunidades entre mujeres y hombres que todavía hoy persisten en nuestra sociedad, ha celebrado hoy su segundo cumpleaños con una jornada de reflexión en el paraninfo de la UPV sobre los techos de cristal "y los techos de bambú, mucho más resistentes y flexibles".

Con la participación por Skype del periodista de la Cadena SER, Isaías Lafuente, y de varias de las integrantes del grupo, han puesto de manifiesto que la utilización de un lenguaje no sexista es una exigencia para transmitir fielmente una realidad que difiere de la que cuentan mayoritariamente los hombres, cuando la realidad no es así. En su segundo cumpleaños, han puesto de manifiesto que "existe" un problema social y político, cuando las mujeres representan más del 50% de la población y sin embargo, en los medios de comunicación apenas si representan el 25% de los puestos directivos. Lafuente considera, sin embargo que no se trata de que haya más mujeres en esos puestos, que también, sino de que tengan conciencia de la igualdad entre sexos.

La realidad es tozuda

y las mujeres siguen sin pelear en igualdad de condiciones

Con mucho trabajo y comunicación sin límite, las integrantes de Doce Miradas, lanzan día a día, semana a semana, debates sobre temas actuales que afectan directa o indirectamente a las mujeres, después de constatar como la realidad es tozuda y la sociedad sigue encerrándolas en jaulas transparentes que les impiden alcanzar los logros de los hombres, simplemente por el hecho de serlo, en todos los ámbitos de la vida, pero especialmente en la política, la ciencia y las empresas.

La concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Bilbao, Ohiane Agirregoitia, y presidenta de la Asociación de Empresarias y directivas de Bizkaia, Carolina Pérez-Toledo han puesto de manifiesto la importancia de construir un espacio común para hombres y mujeres que sea más justo y equilibrado, así como de impulsar la participación y reconocimiento de la mujer en la esfera pública, como es su caso. Pérez-Toledo ha sostenido que la dificultad está en poder demostrar en condiciones de igualdad las posibilidades de alcanzar la dirección de una empresa o el liderazgo de una organización, pero ha explicado que en su opinión no hay "una manera específica de liderar de las mujeres".

Las impulsoras de la iniciativa rechazan los roles de género, socialmente construidos y proponen ofrecer a la infancia imaginarios alternativos que conformarán las actitudes del futuro. Entre los objetivos que se han marcado están los de evidenciar que el reconocimiento de derechos legales no implica su puesta en práctica en la sociedad e incidir en la importancia de las personas como agentes de cambio, no solo en sus relaciones, sino también en sus entornos. La escritora Rosa Regás ya lo dijo: "No es que no nos queráis, es que no nos veis". Doce Miradas también se compromete en trabajar "para hacernos visibles y construir un nuevo discurso que acelere este cambio". La socióloga y profesora de la Universidad de Duesto, María Silvestre, ha dicho en el transcurso de otro de los debates, "que el feminismo está incluso peor visto que el Marxismo", y eso es precisamente por la incomodidad que genera su debate y "eso limita mucho el acceso de los más jóvenes".