Trias llama a CiU una “reflexión” tras la derrota de Barcelona

CiU es la fuerza más votada, pero pierde Barcelona y Mataró y se queda fuera de los ayuntamientos de Santa Coloma de Gramenet y Cornellà

El candidato de CiU, Xavier Trias, tras conocer la derrota en Barcelona.
El candidato de CiU, Xavier Trias, tras conocer la derrota en Barcelona.Albert Garcia

Barcelona ha decidido que el Ayuntamiento en manos de CiU ha sido un paréntesis. La ciudad, que desde el regreso de la democracia y durante 32 años gobernó la izquierda, ha dado la espalda a Xavier Trias y ha preferido por un ajustado margen a la activista Ada Colau, al frente de la candidatura ciudadana Barcelona en Comú. La diferencia es de 17.400 votos y supone para CiU bajar de 14 concejales a diez. La federación logró conservar la alcaldía de Girona, pero perdió la de Mataró y retrocedió en varias ciudades del área metropolitana, donde se quedó fuera de los consistorios de Santa Coloma y Cornellà.

Pese a que CiU es la fuerza más votada en Cataluña, la derrota de Trias es un duro varapalo al proceso soberanista. Incluso el president de la Generalitat, Artur Mas, advirtió el último día de campaña de que el proceso peligraba si la capital no lo respaldaba. Una de las claves del resultado en Barcelona es la participación, que aumentó un 7% respecto a los comicios de 2011. CiU es la fuerza más votada en solo cuatro distritos: Eixample, Gràcia, Les Corts y Sarrià-Sant Gervasi. Baja de primera a segunda en Sants-Montjuïc y en Nou Barris, el distrito más pobre, cae del tercer puesto al quinto. En el conjunto de la ciudad, la federación nacionalista se dejó 15.200 votos y pasó del 28,7% de los sufragios al 22,7%.

La pérdida de la alcaldía supone pasar también pasar factura a los casos de corrupción que afectan a la federación nacionalista, singularmente el que afecta al expresidente Jordi Pujol y su familia. Y, pese al esfuerzo del Ejecutivo de Trias en aumentar un 43% las partidas de servicios sociales ante una brecha social creciente en la ciudad, los electores han castigado los recortes sociales en la Generalitat, en los que el presidente Artur Mas fue pionero en el conjunto de España.

"Hoy empieza otra tarea, que es la de ganar Cataluña", afirma Trias

Trias compareció anoche acompañado de todos sus concejales —algunos muy emocionados— y del presidente y lo primero que dijo es que acababa de llamar a Colau para felicitarla. El candidato señaló que el resultado “obliga a reflexionar y ver cómo como partido revertimos la situación”. En el Ayuntamiento descarta intentar hacer pactos alternativos. “La gente me manda mensajes preguntando cómo estoy. Estoy bien, no sufráis. Hoy empieza otra tarea, que es la de ganar Cataluña”, remachó Trias.

En una comparecencia que fue breve, Mas recordó que de los dos objetivos que tenía CiU solo ha podido cumplir el de ser la fuerza más votada en Cataluña, pero no el de ganar la capital. El presidente no omitió reconocer que para el proceso perder Barcelona es un duro golpe al tiempo que se mostró “preocupado por la gobernabilidad de una ciudad que necesitamos a nuestro lado”. Con todo, eludió hablar de la cita electoral de otoño, algo que los partidos no intependentistas interprentan como indecisión para convocarlas. Ambos se despidieron entre gritos de los asistentes de in-inde-independència!

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El resultado obtenido muestra el castigo de la ciudadanía la gestión de Trias en cuestiones como la controvertida marina de lujo del Port Vell; las millonarias inversiones en la Diagonal o el paseo de Gràcia, o la privatización de los aparcamientos. Por más que él asegura que ha invertido en todos los rincones de la ciudad y subraya el caso de Trinitat Vella, donde los 4.000 euros per capita cuadruplican la media de la ciudad.

La de ayer fue la primera noche en la que la federación nacionalista no se concentra para el escrutinio en el hotel Majestic del paseo de Gràcia, que durante épocas fue cuartel electoral de CiU. Y hubo una ausencia notable, la del presidente del comité de Gobierno de Unió Democràtica de Catalunya, Josep Antoni Duran Lleida, que, según fuentes del partido, se encuentra de viaje por motivos familiares.

En el cómputo global de Cataluña CiU es la fuerza más votada, pero sufre notables varapalos. Uno de ellos es la pérdida de la alcaldía de la capital del Maresme, Mataró, en favor del PSC.En Sant Cugat pierde tres concejales (de 15 a 11); en Reus, epicentro del Caso Innova, tres (de 10 a 7); o en Figueres cinco (de 12 a 7). En cambio, en Girona el alcalde Carles Puigdemont mantiene los 10 regidores. CiU también resulta castigada en el Área Metropolitana. En Santa Coloma de Gramenet CiU se queda fuera del Consistorio al perder los dos concejales que tenía; en Cornellà, donde tenía dos ediles, también se queda sin representación; en L’Hospitalet baja de cuatro a uno, y en Badalona, de cuatro a dos. En Martorell, gana de nuevo pero pierde tres de los 11 concejales que tenía.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS