Colau gana a Trias por 17.000 votos

“Es la victoria de David contra Goliat”, proclamó

Ada Colau tras conocer los resultados de estas elecciones.
Ada Colau tras conocer los resultados de estas elecciones.CARLES RIBAS

La activista Ada Colau ganó anoche las elecciones municipales en Barcelona y derrotó al alcalde saliente y candidato a la reelección, el convergente Xavier Trias. La lista de Barcelona en Comú consiguió 11 de los 41 concejales, frente a los 10 que cosechó CiU. Con esta victoria, la izquierda recupera casi con toda seguridad la alcaldía y el gobierno de Barcelona que perdió en 2011 después de 32 años de gobiernos socialistas. Ciutadans superó por un puñado de votos a Esquerra Republicana y ambas formaciones obtuvieron cinco ediles. El PSC logró cuatro y el PP tres, los mismos que la CUP.

Pese a la estrecha victoria de Colau por apenas 17.000 votos se da por hecho que llevará la vara de mando y se descarta una gran alianza del resto de fuerzaa para impedirlo. El propio Trias admitió en campaña que debería ser alcalde la lista más votada y BComú ha ganado las elecciones por un concejal y una ventaja del 2,5%. Con el 99,4% escrutado, la lista de Colau tenía el 25,2% de los votos, y la de CiU, el 22,7%.

Otra cosa serán las alianzas que se puedan tejer para gobernar, a la vista de la fragmentación del pleno municipal. Colau compareció muy emocionada ante los medios acompañada de toda la candidatura poco antes de las 23 horas y tendió la mano al resto de fuerzas políticas, a las que pidió “responsabilidad” para que colaboren en un proyecto de ciudad y “pongan los objetivos de Barcelona por encima de las siglas”.

Colau verbalizó su deseo de gobernar para los 73 barrios de Barcelona, “no de unos contra otros”, aunque insistió en el discurso que ha repetido en campaña: su prioridad será acabar con los desahucios, la pobreza energética y la desigualdad.

El triunfo de Colau es el de una candidatura surgida hace apenas unos meses que representa otra forma de hacer política. “Es la victoria de David contra Goliat”, proclamó. Su triunfo desborda el ámbito local y supone también una sacudida en la política catalana que muy probablemente afectará al proceso soberanista. La alcaldable ha centrado su campaña en reivindicar los derechos sociales, la crítica contra la corrupción y los recortes y ha orillado cual deber ser el futuro político de Cataluña más allá de defender la necesidad de celebrar una consulta para que decida la ciudadanía.

En esa misma línea insistió anoche, cuando dijo que Barcelona era la capital de Cataluña, “un pueblo que ha de decidir libremente su relación con el Estado”. La victoria no será ignorada por CiU y Esquerra Republicana, que podrían reconsiderar su estrategia y el pacto que suscribieron con la vista puesta en las eleccionesautonómicas del 27 de septiembre y que prevé proclamar la independencia en 18 meses. El propio Artur Mas advirtió esta semana que el proceso soberanista peligraba si Barcelona le “da la espalda”.

En Barcelona en Comú cohabitan seis formaciones que van desde Procés Constituent, que aboga por la independencia, hasta Podemos, contrario a la secesión. De ahí los equilibrios internos que Colau ha realizado hasta ahora. Otra de las formaciones integradas en la candidatura es Iniciativa per Cataluña, que ayer obtuvo unos resultados muy discretos. Se presentaba bajo diversas siglas en función de la realidad de cada municipio en un intento de mantener su presencia municipal. El Prat era la alcaldía más importante que tenían y la conservarán.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50