Coface anima a las empresas a exportar por facilidad y por necesidad

La firma asegura las ventas de las empresas, cobra de facturas impagadas y verificar la solvencia de los clientes

Los responsables de Coface este jueves en Bilbao.
Los responsables de Coface este jueves en Bilbao. FERNANDO DOMINGO-ALDAMA

La empresa Coface, dedicada a los seguros de crédito, ha animado este jueves a las empresas vascas a aprovechar el momento y salir al exterior, ya que confluyen "la facilidad", con una financiación barata, y "la necesidad" para asentarse en los mercados internacionales. Coface es una empresa que se dedica a asegurar las ventas de las empresas, al cobro de facturas impagadas y a verificar la solvencia de los clientes.

Este jueves ha organizado una conferencia en Bilbao sobre las inversiones en el exterior. El consejero delegado y el director de Coface en España y Portugal, Marcelino Moneo y Mikel Aguirre, respectivamente, han comentado sus impresiones sobre la situación económica y la necesidad de exportar. Ambos han coincidido en que de 2007 a 2015, los años de la crisis, "muchas empresas exportaron porque se les cayó el mercado doméstico.

Ahora la gente es más consciente de que es necesario estar en un mercado global, para que cuando llegue la próxima crisis, que llegará porque la economía es cíclica, esté asentada en mercados internacionales".

Por ello, han insistido en que la internacionalización "no es una salida, es algo necesario", y además, "no se puede improvisar de un día para otro, hay que planificar". Coface tiene un juicio positivo para invertir en países como Colombia y Perú, además del tradicional Chile, pero está alerta con Brasil "y un poco Ecuador".

Otros focos de inquietud son China, que "crece mucho, ahora un poco menos, pero somos muy cautelosos con gran parte de la banca china, y Rusia, por los conflictos de Ucrania".

En Europa "se está notando la recuperación, aunque es desigual. No está clara, aunque sí parece que las bases para un crecimiento sostenido de bajo ritmo están lanzadas". "La financiación vuelve a fluir, competimos en tipos y se ha ganado productividad. No hablaría de dificultades (para exportar), sino de facilidades y necesidad. Las dos cosas confluyen para generar una mayor masa exportadora", ha comentado Moneo.

En este clima, se espera que las exportaciones lleguen al 40% del PIB español para 2018, partiendo del treinta actual. "España nunca ha sido muy exportadora, así que recorrer diez puntos más de exportaciones sería memorable", han comentado. Con ello, España se situaría en una línea "aceptable", aunque lejos de Alemania, cuyas exportaciones supone el 80% de su PIB. En Euskadi, esta cifra es del 45%.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción