Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ausencia de Bilbao se nota

La asamblea de Cebek lamenta la falta del diputado general de Bizkaia días antes de su despedida

Hay ausencias que se notan más que otras. Y en Bizkaia, cuando en un acto oficial no está José Luis Bilbao se le echa demasiado en falta. Ha ocurrido durante la asamblea general de Cebek, en el mismo escenario donde hace un par de años su afilada lengua fue capaz de augurar al entonces lehendakari Patxi López, en medio de miradas atónitas, que ya no volvería a sentarse en la mesa presidencial.

Las perlas de Bilbao -todas ellas intencionadas, aunque no siempre acertadas- serán imborrables, más allá de las hemerotecas. Ese lenguaje a ras de tierra, implacable siempre con el enemigo político le ha acuñado una personalidad acusada que pesará indefectiblemente como una sombra sobre su sustituto, Unai Rementeria, en el tiempo que éste necesite para desbravarse políticamente.

Entre los empresarios vizcaínos nadie se ha creído que Bilbao tenía problemas de agenda como se ha dicho para justificar su ausencia en el almuerzo anual. Cebek actúa con tal previsión que las coincidencias de los invitados difícilmente tienen razón de ser. En realidad, el diputado general ha decidido personalmente jugar un papel secundario desde que conoció el deseo del EBB de proyectar la figura de su sustituto, y mucho más ahora que es tiempo electoral. Un buen soldado, vaya, aunque no lo pareciera con la makila en la mano.

Pero por encima de tácticas Bilbao debió de haber ocupado un asiento este miércoles en la mesa de Cebek. No solo se lo debía a su actual condición de diputado general sino a su compromiso con el empresariado vasco sobre todo en los tiempos más ariscos. Es posible, y sobre todo fácil de especular, que al PNV se le haya ido el pragmatismo electoral para proyectar la figura de Rementeria en un foro de honda repercusión, o que, sencillamente, Bilbao entendiera que ya no es su momento. En cualquier caso, hay ausencias que ensombrecen presencias.