Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un camionero ebrio con una garrafa de vino en el asiento

Circulaba zigzagueando por la AP-7 y superaba nueve veces la tasa de alcohol permitida

La garrafa de vino y la jarra de cerveza intervenidas al conductor ebrio detenido en Vandellòs.
La garrafa de vino y la jarra de cerveza intervenidas al conductor ebrio detenido en Vandellòs.

Un camionero polaco de 49 años que superaba nueve veces la tasa de alcohol permitida, fue detenido el pasado viernes por los Mossos d'Esquadra en la autopista AP-7 a su paso por Vandellós (Baix Camp). Los Mossos que le dieron el alto encontraron, recostada en el sillón del copiloto, una garrafa de vino de cinco litros que estaba a medio vaciar y una jarra con restos de cerveza.

La detención del camionero ha trascendido en un comunicado de la policía catalana. Las reiteradas llamadas de otros usuarios de la autopista fueron las que pusieron sobre aviso a los agentes de tráfico. Se informaba a los Mossos que el tráiler circulaba en dirección norte de manera zigzagueante, lo que podía causar un accidente. De hecho, cuando las patrullas llegaron a la altura del camión pudieron observar cómo un grupo de vehículos se mantenía detrás de él, sin atreverse a adelantarle por miedo a sufrir un choque.

El suceso tuvo lugar el viernes 8 al mediodía, tan solo unas horas antes de la visita del presidente Mariano Rajoy a Tarragona. La zona contaba con un fuerte despliegue policial y los Mossos aseguran que se dio alcance al camión infractor en un breve intervalo de tiempo. Conseguir que se detuviera fue más laborioso, porque el conductor ignoraba las indicaciones de los agentes que le ordenaban pararse en al arcén. Finalmente, lo arrinconaron en la salida de la autopista la altura de L'Hospitalet de l'Infant. Al someterle a la prueba de alcoholemia, descubrieron que el hombre viajaba acompañado de una jarra de cerveza ya apurada y de una garrafa de cinco litros de vino a la que solo le restaba medio litro. El examen corroboró que, efectivamente, el chófer se encontraba bebido y arrojó una tasa de 1,35 mg/l, hasta nueve veces por encima de lo que le permite la normativa (0,15 mg/l).

Los agentes le detuvieron por un delito de conducción temeraria bajo los efectos del alcohol y más tarde pasó a disposición del juzgado de Reus, que decretó su libertad con cargos.

Los Mossos también han informado de otra actuación practicada en la AP-7 ese mismo viernes. Se trata en este caso de las diligencias abiertas contra un conductor de 32 años y vecino de Melilla que fue cazado circulando a 221 kilómetros por hora en el municipio de Vinyols i els Arcs (Baix Camp).