Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ANC avanza hacia la sucesión controlada de Carme Forcadell

Jordi Sánchez, el candidato de consenso de la dirección saliente de la entidad, uno de los más votados en las elecciones internas

Carme Forcadell, presidenta de la ANC
Carme Forcadell, presidenta de la ANC

La Asamblea Nacional Catalana avanza hacia la renovación interna con una nueva dirección continuista que puede garantizar la sucesión controlada de su hasta ahora líder, Carme Forcadell. La dirección de la ANC, tras meses de división por el perfil que debía sustituir a su presidenta, escogió Jordi Sánchez, adjunto al Síndic de Greuges, como figura de consenso para asumir el cargo, acompañado en la cúpula por otros nombres que la ANC considera relevantes para seguir pilotando el proceso independentista.

La elección de Sánchez debe confirmarse la semana que viene, cuando la nueva dirección vote quién se sitúa al frente. La cúpula salió de las elecciones internas celebradas ayer por la ANC, que confirman el rumbo sin sorpresas significativas: el adjunto al Síndic de Greuges fue el cuarto más votado con 3014 votos, una escasa diferencia con la primera, Rosa Alentorn, que obtuvo 3205. Alentorn está situada en el entorno de Forcadell y coordinó la recogida de firmas para la independencia que la ANC hizo por toda Cataluña. Por detrás de Alentorn quedaron Liz Castro, traductora con relevancia entre los independentistas en las redes sociales; Agustí Alcoberro, exdirector del Museu d'Història de Catalunya, y el propio Sánchez.

Que el elegido para suceder a Forcadell haya quedado en cuarta posición no varia un ápice los planes, puesto que serán los 75 miembros de la cúpula los que elijan al presidente. Los más votados cumplen con los perfiles que buscaban en la entidad independentista, que quiere reforzar su perfil social y combinarlo con el discurso soberanista. Entre los más votados para llegar a la dirección también se sitúan una exdiputada de ICV, Carme García, y un dirigente de la entidad de independentistas castellanohablantes Súmate, Gabriel Rufián, representante de un sector donde quiere hacerse hueco la ANC. 

Carme Forcadell se despidió ayer de tres años de mandato -los estatutos impiden que se vuelva a presentar- apuntando que hay muchas personas que "perfectamente" pueden asumir su papel. La hasta ahora presidenta de la entidad remarcó que el papel de la Assemblea hasta las elecciones autonómicas del 27-S debe ser "ampliar la mayoría social y explicar que queremos la república catalana porque queremos más democracia y justicia social":