Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV apuesta por que gobierne en Alava el partido con más apoyos

El candidato Ramiro González pretende que la Diputación "lidere" el relanzamiento económico que necesita el territorio

Ramiro González, en la presentación de su programa económico en Vitoria. A su lado, Arantza Tapia.
Ramiro González, en la presentación de su programa económico en Vitoria. A su lado, Arantza Tapia.

El candidato del PNV a diputado general de Alava, Ramiro González, ha asegurado este miércoles que este territorio necesita un gobierno foral "estable" y ha opinado que debe gobernar esta institución el partido que "sea capaz de concitar una mayoría más amplia" en las Juntas Generales alavesas.

Las encuestas publicadas hasta ahora dan como ganador al PNV en Alava con lo que podría desbancar al actual gobierno del PP, y si a ello se suma la disposición de los nacionalistas a pactar con otras formaciones, tendría una mayoría suficiente para gobernar, como también pretende hacer en Gipuzkoa para desalojar a EH Bildu de la institución foral, aunque esta coalición sea la fuerza más votada.

González ha presentado esta mañana los ejes estratégicos de su programa electoral en materia económica en un acto que ha contado con la intervención de la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, arropados ambos por representantes de la patronal alavesa, consejeros del Gobierno vasco y parlamentarios del PNV.

El candidato a gobernar la Diputación de Alava por este partido ha apostado por lograr tras las elecciones una estabilidad política en esta institución con el objetivo de que la entidad foral "lidere" el relanzamiento económico que necesita el territorio. Por ello ha defendido que gobierne la fuerza política "que disponga de un mayor número de apoyos" en el parlamento foral.

Criticapor "electoralista" la propuesta del PP de bajar impuestos

González también ha abogado por generar un marco que "favorezca la inversión" y promover una política fiscal estable porque, según ha dicho, no es "admisible la montaña rusa fiscal" con la que "juegan algunas fuerzas políticas en función de la cercanía de las elecciones electorales".

En concreto ha arremetido contra el PP, ya que, a su juicio, "no se pueden subir los impuestos cuando se llega al gobierno para mejorar la recaudación" y anunciar una rebaja cuando se acercan las elecciones por "puro interés electoral", "sin un análisis serio de la situación y con el único fin de conseguir unos votos".

"Quien anuncia una bajada de impuestos debe explicar a cuánto va a ascender el descenso de recaudación que supone y cuáles van a ser los recortes que van a aplicar", ha resumido González, quien también ha indicado que los técnicos forales calculan el coste de esa rebaja entre 25 y 30 millones de euros en el primer año de aplicación.

Ha explicado que Álava no ha recibido ayudas europeas para la reactivación económica porque "sólo están permitidas para zonas calificadas como desfavorecidas por la Unión Europea" y la iniciativa para propiciar esa calificación "corresponde al Gobierno español".

De esta manera ha respondido al diputado general alavés, Javier de Andrés (PP), quien responsabilizó al Gobierno vasco de que el territorio no fuera beneficiario de esas ayudas.

"Lo que debe hacer por tanto el señor de Andrés es solicitar al Gobierno de España que haga lo que tenga que hacer para que las zonas de Alava con un mayor nivel de desempleo - Valle de Ayala, Oyón y la Llanada - tengan esa calificación", ha insistido González, quien ha trasladado también ese emplazamiento al Ejecutivo central.

A esta cuestión también se ha referido Tapia durante la presentación del acto. La consejera ha recordado que quienes critican que ninguna zona del Alava sea beneficiaria de esas ayudas han tenido tiempo parahaber hecho algo al respecto.

González ha desgranado algunas de las iniciativas que quiere poner en marcha si gana las elecciones. La primera será la constitución de una mesa para la recuperación económica y el empleo y también ha defendido un cambio en la Ley de Aportaciones.

Además ha recordado que el territorio está teniendo más dificultades que el resto para remontar la crisis y ha achacado este hecho a la falta de una estratégica económica del gobierno foral del PP.