Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

200 trabajadores se enteran por Feijóo de su traslado forzoso

La central del 061 se mudará de Santiago a una nueva sede en A Estrada pese a que fue reformada hace unos años

La plantilla anuncia protestas porque nadie les explica el anuncio presidencial

El vicepresidente gallego, Alfonso Rueda, con corbata, durante una visita al edificio de A Estrada cuando estaba en obras.
El vicepresidente gallego, Alfonso Rueda, con corbata, durante una visita al edificio de A Estrada cuando estaba en obras.

Los trabajadores de la central del 061 en Galicia tuvieron el pasado 24 de marzo el dudoso honor de enterarse, tras cinco años de insistentes e infructuosas preguntas a sus superiores, de que serán trasladados forzosamente de su lugar de trabajo de Santiago a A Estrada (Pontevedra) por boca del presidente de la Xunta. Alberto Núñez Feijóo aprovechó ese día la inauguración de la nueva sede del bautizado como Centro Integrado de Atención ás Emerxencias para anunciárselo a través de su discurso. Los afectados, más de 200 personas entre las que hay personal sanitario, informáticos, administrativos y teleoperadores, arrancan hoy un calendario de movilizaciones porque casi un mes y medio después la única información que tienen sobre su futuro laboral es la que deslizó Feijóo en aquel acto político de marzo.

“Pensamos que nos llevan allí solo para rellenar el edificio, porque no hay ninguna ventaja de funcionamiento, al contrario”, lamenta Jorge Puente, el médico que preside la junta de personal de la Fundación de Urxencias Sanitarias 061, sobre el inmueble de A Estrada en el que la Xunta ha invertido 13 millones de euros. La fundación, por su parte, defendió ayer que la mudanza, que aún no tiene fecha, se realizará “garantizando las condiciones de seguridad y operatividad de todos los servicios en todo momento” y apelando al artículo del estatuto marco del personal estatutario que regula la “movilidad por razón del servicio”. El organismo dependiente de la Consellería de Sanidade defiende que la medida mejorará la “coordinación” en la atención a las emergencias.

El traslado a estas dependencias, que estaba previsto inicialmente para el servicio del 112 pero no para el 061, no solo tiene consecuencias para la vida personal y laboral de más de 200 trabajadores (110 en nómina de la fundación dependiente de la Xunta y otro centenar de empleados de una contrata pública). Según los representantes de la plantilla, la medida le supondrá a Sanidade un aumento de gastos, ya que estos dos servicios públicos funcionan actualmente en unas instalaciones cedidas gratuitamente por CRTVG y el mantenimiento del nuevo recinto será más costoso.

La sede que ocupan hoy en día las centrales del 112 y del 061 fue acondicionada en 2011 “ante la necesidad de mejorar las condiciones de seguridad laboral”, esgrimen fuentes oficiales, cuando ya habían comenzado las obras del edificio de A Estrada. Por aquel entonces la plantilla llegó a temer que el inmueble en construcción fuera de Santiago se convirtiese en un futuro en su lugar de trabajo, pero la negativa tajante de los responsables de Sanidade y aquella reforma en sus oficinas de Santiago les hicieron creer que sus superiores les decían la verdad. Hoy todo ha cambiado.