Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pachi Vázquez deja su escaño y carga contra fiscal y juez por encausarlo

El exlíder del PSdeG critica que obvien documentos que a su juicio lo exculpan

Sin aforamiento, su causa por enchufar como alcalde vuelve al juzgado ordinario

Pachi Vázquez, en el momento de anunciar su dimisión.
Pachi Vázquez, en el momento de anunciar su dimisión. EFE

Imputado desde hace seis meses por prevaricación en la contratación supuestamente irregular de 37 personas en el Ayuntamiento de O Carballiño hace más de una década, durante su época de alcalde, Pachi Vázquez, secretario general del PSdeG entre 2009 y 2013 y candidato a presidente de la Xunta en 2012, ha dimitido hoy de su escaño de diputado en el Parlamento de Galicia. Lo hace, dice, para defender su honorabilidad como cualquier otro ciudadano en un juzgado ordinario, sin ampararse en el aforamiento que como diputado haría que su caso se dirimiese en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). En su despedida, Vázquez cargó contra lo que considera una causa política en su contra, y aunque rechazó detallar a qué estamento o representante judicial la atribuye, salpicó su discurso de críticas tanto a la Fiscalía como al juez instructor de su caso, al tiempo que mostró su confianza en que se le acabe haciendo justicia.

“Tuve la sensación desde el minuto uno de que no se estaba juzgando al exalcalde de O Carballiño sino al ex secretario general del PSdeG”, aseguró Vázquez en la rueda de prensa en la que anunció su renuncia al escaño autonómico que ocupa desde 2005 y en el que ya se había sentado entre 1993 y 1995, antes de ser regidor en su municipio entre ambas épocas. No deja, sin embargo, “ni la militancia ni la política”, advirtió, y anunció que pedirá reincorporarse a su plaza de médico en el Servizo Galego de Saúde (Sergas). E implícitamente admitió que, si llega a sentarse en el banquillo, dejará también la militancia, como obliga su partido, ya que él, dijo, siempre ha sido “riguroso en la aplicación de las normas”.

Vázquez oficializa su dimisión una semana después de que el juez del TSXG que instruye su causa, José Antonio Ballestero, diese por concluida su investigación y remitiese el sumario ya concluido a la Sala de lo Civil y lo Penal del tribunal para que esta decida si procede abrir juicio oral o archivarlo. Vázquez criticó que el juez haya tomado la decisión de dar por concluido el sumario pese a haberse incorporado recientemente al mismo diversos informes municipales, revelados por él mismo y cuya autenticidad ha sido ya certificada, que a su juicio probarían que las contrataciones realizadas durante su mandato fueron legales. El socialista considera sospechoso que el juez diese por concluida la investigación pese a esa nueva documentación y “el mismo día” en que el alto tribunal rechazó un recurso contra su procesamiento. Igualmente, Vázquez también arrojó dudas sobre el inicio de la causa, la decisión de la Fiscalía de Ourense de denunciar “de oficio” las contrataciones del Ayuntamiento de O Carballiño “diez años menos dos meses” después de que él abandonase la alcaldía, cuando ya estaba a punto de prescribir el delito por el que ahora está imputado.

La dimisión de Vázquez se produce dos semanas después de que también haya dejado su escaño en el Parlamento de Galicia el exministro de Justicia Francisco Caamaño, contrincante suyo en pasadas luchas internas en el PSdeG y ahora distanciados ambos de la actual dirección del partido. En su comparecencia ante la prensa Vázquez confesó que no había informado previamente de su marcha al secretario general de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro, y dejó en el aire la posibilidad de no hacerlo tampoco a posteriori. Preguntado poco después Besteiro por la dimisión de su antecesor, justificó que Vázquez “lo comentó a quien lo tenía que comentar, el grupo parlamentario, que es a donde pertenecía”, pero aseguró que él mismo “estaba informado”. Besteiro expresó su “agradecimiento más sincero a todo su trabajo en el grupo parlamentario” y mostró su confianza plena en su inocencia.

El propio Vázquez recordó en su despedida su larga trayectoria política, en la que, tras llegar al PSdeG desde el CDS, dirigió a los socialistas a nivel local, provincial y autonómico y en la que fue concejal, alcalde, diputado provincial y autonómico y conselleiro durante el gobierno de Emilio Pérez Touriño. “En este partido lo fui casi todo”, sentenció.

El PP, que criticaba a Vázquez por “demagogo” cuando estaba al frente del PSdeG, elogió hoy los “acuerdos institucionales” que alcanzó con los socialistas durante su etapa.