Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sagi lleva al musical la opereta cómica ‘La viuda alegre’, de Franz Lehar

La representación será un preludio de la celebración, el 31 de mayo, del 125 aniversario del Teatro Arriaga de Bilbao

Momento de la presentación del montaje de 'La viuda alegre', este miércoles en Bilbao.
Momento de la presentación del montaje de 'La viuda alegre', este miércoles en Bilbao.

El director de escena Emilio Sagi ha llevado al campo del gran musical la célebre opereta La viuda alegre, del compositor austro-húngaro Franz Lehár, como preludio lleno de "lujo" y "glamour" de la celebración, el 31 de mayo, del 125 aniversario del Teatro Arriaga de Bilbao. La obra, estrenada en Viena en 1905 y que inmediatamente gozó del respaldo del público internacional, relata las vicisitudes y enredos de una rica y "alegre" viuda en el intento de sus paisanos por desposarla con alguno de ellos para mantener su dinero en el imaginario principado de Marsovia.

La adaptación escénica de la obra lírica ha sido llevada a cabo por el director de escena y director artístico del Teatro Arriaga, Emilio Sagi, mientras que la de la partitura ha corrido a cargo del maestro Jordi López, ha indicado hoy el propio Sagi en la presentación de la obra a los medios de comunicación.

Los textos del libreto en alemán de Victor Léon y Leo Stein han sido adaptados al lenguaje y al modelo social imperante en la actualidad por el tenor y uno de los coprotagonistas de la obra, Enrique Viana, quien ha eliminado las referencias "trasnochadas", "machistas" y "clasistas" que contiene el original, ha precisado Viana.

El musical está protagonizado por la actriz Natalia Millán, quien interpreta a la viuda alegre y el barítono Antonio Torres, quien da vida al Conde Danilo, el don Juan encargado de seducir e intentar desposar a la viuda con la que mantuvo una vieja relación de amor despechada.

El coro y cuerpo de baile de la obra de Lehár ha sido conformado con un grupo de jóvenes y veteranos cantantes y bailarines vascos que afrontan la tarea de llevar a buen puerto un gran espectáculo musical desmintiendo de esta forma, ha precisado uno de ellos, la extendida "leyenda urbana" de que los vascos no están dotados para el baile y el glamour.

El musical, que se estrenará el próximo 13 de mayo y del que se ofrecerán un total de 11 funciones hasta el 24 de mayo, es la segunda producción más ambiciosa del espacio escénico municipal bilbaíno en esta temporada, tras el montaje dramático de La Gaviota, de Chejov.

Emilio Sagi ha explicado que la idea de trasladar al mundo del musical la célebre opereta se le ocurrió tras ver en San Francisco (EE UU), un musical basado en la partitura de la ópera La Boheme, de Puccini.

"Me pareció tan sumamente interesante ese cambio, ese acercamiento del género lírico al mundo del musical, que fue una de las razones que me impulsó a llevar La Viuda alegre al campo del musical, aquí en el Arriaga".

Ha señalado también que ha resultado "muy interesante" el mestizaje que se ha producido para llevar a cabo el espectáculo, entre cantantes líricos, de musical, actores y bailarines; novedosa mezcla que, ha resaltado, "ha aportado cosas nuevas al montaje".

Ha indicado que si la primera gran producción propia del Arriaga para festejar los 125 años de su apertura, La Gaviota de Chejov", fue una celebración "dramática" de la efeméride, La viuda va a ser "una celebración llena de glamour, de lujo, de música y de trajes maravillosos".

El maestro Jordi López ha explicado que ha adaptado la partitura original, sin alterarla, para una orquesta de tan sólo 12 instrumentistas, dado que tocarán en director sobre un escenario que tiene una capacidad reducida.

López, sin embargo, ha mantenido el quinteto de cuerda que amenizaban las veladas en los cafés vieneses de finales del XIX y principios del XX y que aportará ese "gusto a antigüedad, a pátina del tiempo" al espectáculo musical.

"A partir de aquí, se crean el resto de colores de la obra con los instrumentos de viento" de forma que la música "sea como una bomba que llegue directamente al corazón de todos los espectadores".

La actriz y cantante Natalia Millán, quien recientemente ha participado en las populares series de televisión El Ministerio del tiempo y Velvet, ha manifestado estar "disfrutando y sufriendo muchísimo" con este montaje porque "es muy difícil y una osadía, para mí, poner un pie en el mundo de la lírica, aunque sea en forma de musical".

Ha ensalzado la idea de Emilio Sagi de acercar el mundo de la lírica, que "es considerado como un mundo refinado y sofisticado, con una componente elitista clarísima, al público en general a través de una comedia musical" y ha defendido la preparación de los artistas españoles y destacado la "cantera" "impresionante" de actores que existe en España "y que nos pone al nivel de cualquier país que haga grandes espectáculos musicales".

El barítono Antonio Torres, de voz poderosa, por su parte, ha señalado por último, que el tono de comedia que ha adoptado la obra creada por Sagi "no le resta un ápice ese dificultad que tiene la exigente partitura de Franz Lihér".