Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El vehículo privado ganó cuota al transporte público durante 2014

La movilidad con vehículo propio crece un 3,5% frente al 0,5% de la oferta pública

Tráfico en la avenida Diagonal de Barcelona
Tráfico en la avenida Diagonal de Barcelona

La movilidad en los municipios del área metropolitana de Barcelona cayó un 0,5% el año pasado. La ciudadanía continuó reduciendo sus desplazamientos, pero el dato contiene algún rasgo positivo: es la menor caída de los últimos tres años y contempla un crecimiento tanto del transporte público como del privado. Ese porcentaje, sin embargo, también arrastra efectos perniciosos vinculados a la recuperación económica. El uso del vehículo propio, que creció un 3,5%, ganó cuota al tren, el metro y el autobús, que apenas creció un 0,5%, según los datos de la Encuesta de Movilidad en días laborables.

En Barcelona se produjeron el año pasado 4,57 millones de desplazamientos en coche (un 3,2% más), mientras que la movilidad en motocicleta creció un 0,6%, hasta los 618.456 traslados. En total, el transporte público generó 5,27 millones, un número que sigue siendo muy superior al del transporte público, que sumó 3,01 millones de desplazamientos en día laborable. El autobús perdió en el curso de doce meses un 1,64% de los desplazamientos (se quedó en 1,042 millones), mientras que el metro creció un 0,7% (1,049 millones).

El resto (Ferrocarrils de la Generalitat, Rodalies de Renfe y tranvías) ganó un 4,8%, según los datos presentados este miércoles por el consejero de Territorio, Santi Vila, que vincula la mejora a la evolución de la economía. De hecho, según los datos de ese estudio, los desplazamientos por razones laborales se incrementaron un 9,1%, por un 3,9% de los motivados por los estudios.

El presidente de la plataforma Promoción del Transporte Público, Ricard Riol, considera que el fuerte impulso del transporte privado está vinculado a la recuperación económica, pero también a políticas que desincentivan el uso de autobús y metro, como la mayor laxitud emprendida por el Ayuntamiento de Barcelona con el área verde. "Hemos perdido la oportunidad de aprovechar la crisis para construir más carril bus, como ha sucedido con la reforma de la Diagonal", señaló Riol.

Según los datos de la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), en el primer trimestre del año se desaceleró el crecimiento del uso del transporte público respecto a los resultados de 2014, cuando creció un 1,7%. El transporte público creció un 0,6% y sus desplazamientos se situaron en los 230,6 millones. El problema es que la red de autobuses, que está en plena transformación con la creación la ortogonal Retbus, cayó un 2,4%. El metro lo compensó al ganar un 1,9% de pasajeros. La red de Rodalies de Renfe también creció un 0,5% y FGC ganó un 1,6% de usuarios hasta marzo.

El consejero Vila ha asegurado que la evolución económica ha mejorado la política tarifaria y ha premiado el uso y la recurrencia de los viajes y ha destacado que el 26 % de los viajes que se hacen tiene algún tipo de tarificación social. En el último semestre de año 2013 se rompió la tendencia a la caída de viajeros en el sistema de transporte y desde el verano del año pasado se ha recuperado más de 29 millones de viajeros, situándose la demanda interanual en el mes de marzo de 2015 en 917 millones de viajeros.