Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas reclama la lealtad de Esquerra para que haya elecciones el 27-S

“Estoy seguro de que se cumplirá lo prometido, solo faltaría”, dice Junqueras

Artur Mas, elecciones autonómicas 2015
Oriol Junqueras presenta su candidatura para continuar liderando ERC

Artur Mas alentó ayer la credibilidad de las insinuaciones que desde hace semanas viene oyendo de algunos partidos de la oposición: que el acuerdo con Esquerra Republicana para celebrar elecciones el 27 de septiembre puede quedar en papel mojado. En una entrevista a la cadena El Punt Avui televisión que se grabó el lunes y fue filtrada a mediodía, el presidente de la Generalitat admite por primera vez la posibilidad de no adelantar los comicios para esa fecha si no encuentra más lealtad en ERC, su socio parlamentario.

"Hay un acuerdo firmado el mes de enero y es un acuerdo de estabilidad hasta el momento de convocar, y yo alguna queja tengo, porque se pierden algunas votaciones que van en detrimento de este acuerdo, que no se cumple al 100%", dijo Mas. El presidente catalán no concretó en qué votaciones estaba pensando, pero si en estos meses ha habido algún cambio de posicionamiento de los republicanos que ha enojado a CiU ha sido el de hacer comparecer a Mas en la comisión de investigación del caso Pujol contra la corrupción, el pasado febrero.

Al margen de eso, los republicanos también se han desmarcaron de los nacionalistas estos meses al votar contra la creación del Consorcio Sanitario de Lleida, y se abstuvieron cuando el Parlament reprobó de manera genérica las políticas del consejero del ramo, Boi Ruiz.

El pacto del 30 de marzo

Tras el simulacro de consulta del 9 de noviembre cundió la incertidumbre en las filas soberanistas. Para atajar esa situación, Convergència y Esquerra escenificaron en enero un pacto para celebrar elecciones el 27 de septiembre y mientras tanto, se comprometieron a ganar tiempo y preparar las "estructuras de Estado". La disputa sobre si habrían de concurrir a las elecciones en listas separadas o conjuntas volvió a sembrar la incertidumbre en las filas soberanistas y ambas formaciones ratificaron su compromiso el 30 de marzo, con la promesa de declarar la independencia en 18 meses tras celebrarse los comicios y siempre que hubiera una mayoría suficiente en el Parlament. Òmnium Cultural y la Asamblea Nacional Catalana se sumó al acuerdo, pero Unió se descolgó y decidirá qué hace tras consultar a la militancia el 14 de junio.

Las siempre tensas relaciones entre convergentes y Esquerra parecían haberse reconducido, pero Mas volvió ayer a sembrar la duda, seguramente con la vista puesta en el 24 de mayo y el deseo de marcar perfil propio ante los republicanos. Así, el presidente de la Generalitat a aseguró que "si no cambia nada", mantendrá el acuerdo con el partido de Junqueras "si se mantiene tal y como está". Y remachó que "no hay razón en este momento para plantear una cosa diferente de la que se acordó y, por tanto, previsiblemente las elecciones serán en septiembre de este año".

El presidente de Esquerra no entró a las insinuaciones de Mas. Durante el acto de presentación de su candidatura a la reelección en el próximo congreso, Junqueras aseguró: "Respetamos las opiniones de todos. Estoy seguro de que todo el mundo cumplirá los acuerdos y lo que se ha comprometido a hacer, solo faltaría". El líder de ERC insistió en que "no tenemos por costumbre opinar sobre lo que dicen los otros. Solo reiterar nuestro compromiso de que todo irá bien y de que tenemos la mejor oportunidad por delante".

En la entrevista televisiva se le preguntó a Mas si la falta de lealtad que reprochaba a Esquerra le podría hacer cambiar de opinión y el presidente de la Generalitat respondió: "Es que hay un acuerdo firmado que, por cierto, también habla de estabilidad parlamentaria hasta convocar las elecciones".

Junqueras eludió pronunciarse sobre esa lealtad parlamentaria que se reclama mientras dure la legislatura y respondió que su partido "continuará siendo el socio leal de los ciudadanos, la justicia y la igualdad".

Por su parte, la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, se mostró convencida de que habrá elecciones. En declaraciones a Catalunya Ràdio aseguró que "hasta ahora" el presidente catalán ha cumplido sus promesas, como la del 9-N. Casals quiso disipar las dudas e insistió en que el acuerdo del 30 de marzo fue claro. "Escuché que Artur Mas y Oriol Junqueras estaban de acuerdo en fijar la fecha de las elecciones para septiembre", recordó.

Más información