Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil halla nuevas manchas de sangre en el chalé de Majadahonda

Las muestras fueron recogidas y remitidas al Laboratorio de Criminalística para su estudio y cotejo

El registro del chalé de Majadahonda (Madrid) efectuado durante más de diez horas por especialistas de la Guardia Civil ha permitido hallar a los investigadores nuevas manchas de sangre, según han informado fuentes del instituto armado. Fueron los perros policías especializados en restos biológicos los que marcaron estos vestigios por la tarde. Las muestras fueron recogidas y remitidas al Laboratorio de Criminalística para su estudio y cotejo.

El registro comenzó poco antes de las 11 de la mañana con la presencia del supuesto autor de la desaparición de su inquilina Adriana G., una mujer argentina de 55 años. También estuvo presente el abogado del presunto autor, además de la secretaria judicial y numerosos agentes del instituto armado. Concluyó alrededor de las once de la noche tras haber parado unas dos horas a mediodía para comer.

Los perros entraron por la tarde y marcaron dos zonas concretas de la vivienda que hasta el momento no habían sido analizadas por los especialistas. El detenido se mantuvo en todo momento tranquilo y distante, sin facilitar en ningún momento la labor de los agentes, según fuentes del caso.

La desaparición de Adriana G. se conoció a principios de mes, cuando el hermano de esta mujer acudió a la Guardia Civil tras comprobar que llevaba varios días sin recibir ninguna llamada de su familiar, que tan solo respondía a los mensajes de teléfono móvil. Cuando los agentes de Majadahonda acudieron al domicilio, el casero, Bruno H. V., de 32 años y nacionalidad española, no les dejó entrar, por lo que volvieron con un requerimiento judicial. Hallaron entonces una trituradora de carne y restos de sangre y comprobaron que parte de la vivienda había sido pintada. Tras pasar a disposición judicial, el juez de instrucción número 1 de Majadahonda ordenó su ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza.

La Guardia Civil se ha centrado en la desaparición de Adriana G., pero fuentes de la investigación no descartan que pueda haber otros cuatro casos más, como la tía del dueño y propietaria del chalé y otros tres inquilinos anteriores.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información