Pedro Sánchez: “La amnistía fiscal es una pasarela para los amigos del PP”

El líder del PSOE cree que no podrá haber regeneración política hasta que no se sepa quiénes se acogieron a la medida

Pedro Sánchez, en un acto ayer en Tarragona
Pedro Sánchez, en un acto ayer en TarragonaJAUME SELLART (EFE)

La respuesta del PSOE a la detención del exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, ha sido contundente. El partido señala la amnistía fiscal de 2012 y su promotor, el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro, como responsables de la situación: “La amnistía fiscal fue una pasarela para que los amigos del PP blanquearan su dinero”, ha asegurado hoy en una entrevista en TV-3 el líder socialista, Pedro Sánchez. Rato, que se acogió a la medida extraordinaria, está acusado de fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.

El PSOE exige al Gobierno que publique la lista de 30.000 evasores que se beneficiaron de la regularización fiscal, aunque el propio Sánchez cree que el Ejecutivo no estará dispuesto a hacerlo: "Probablemente la mayoría absoluta lo impedirá". Para Sánchez, la regeneración democrática pasa por conocer esa lista, en la que hay jueces, embajadores, y exaltos cargos como el propio Rato.

Más información
La justicia cerca al exministro Rato
Rato: “Estoy en casa y en libertad”
Rodrigo Rato se acogió a la amnistía fiscal que ofreció el PP en 2012
El PSOE forzará que el Congreso vote publicar la lista de los amnistiados

Sánchez ha reiterado que Rato fue "maestro" de Montoro y autor de una ley, la amnistía fiscal, que "ha servido para que regularizaran su situación miembros de una cúpula [la del PP] que durante muchos años se han sentido intocables". Sánchez ha desvinculado la medida del Partido Popular con las amnistías promovidas por el PSOE en los 80 y 90: "En ese entonces, la tributación era del 5%. El problema en esta es que han pagado el 3% de lo defraudado, menos que el IVA de una barra de pan".

El líder socialista ha pedido que Rajoy se explique y que se abra una investigación "para que estas cosas no vuelvan a ocurrir". Sánchez ha defendido su gestión del caso de corrupción que afecta a su partido, el de los ERE de Andalucía. Sánchez asegura que apartará a José Antonio Griñán y Manuel Chaves si se les imputa un delito en concreto. Los expresidentes de la Junta de Andalucía declararon en el Supremo sin ninguna acusación concretada: "La corrupción es un mal que afecta todos los sistemas democráticos. Lo que diferencia a unos partidos y otros es cómo reaccionamos. Mi deber es no amparar a corruptos ni culpabilizar inocentes", ha concluido Sánchez.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS