Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crece la cifra de mujeres explotadas en las carreteras de La Jonquera

Solo seis de las 111 atendidas en el último año acabaron denunciado a su proxeneta

El programa de atención a las mujeres que ejercen la prostitución en la zona de La Jonquera (Alt Empordà) —llevado a cabo por la Fundación Apip-Acam con el apoyo del Institut Català de les Dones y el Ayuntamiento— pone de manifiesto el fracaso de las políticas emprendidas hasta la fecha para frenar la explotación sexual y evitar su presencia en la vía pública. En total, el proyecto ha atendido a 111 mujeres en el último año, todas ellas explotadas por un proxeneta y de las que solo seis han dado el paso de denunciarlo y han sido acogidas por el Plan de Atención Integral para Victimas de Tráfico de Personas con finalidad de Explotación Sexual.

Menores de 25 años, procedentes en su gran mayoría de Europa del Este, con hijos pequeños y coaccionadas por su propio núcleo familiar. Este es el perfil al que responden la mayoría de mujeres atendidas. La portavoz de la Fundación, Montserrat Font, denunció ayer que “el número de mujeres explotadas en la zona está creciendo y cada vez son más jóvenes”.

La presencia como mínimo de estas 111 prostitutas en las carreteras de la Jonquera supone un incremento de más del 50% respecto a las entre 40 y 50 que el Ministerio del Interior y la Generalitat contabilizaron en 2008. Este incremento cuestiona los resultados ofrecidos hasta la fecha por el Gobierno catalán tras el aumento de la presión y la imposición de multas a prostitutas. La Generalitat había alardeado de que con estas medidas había logrado reducir en un 50% el número de trabajadoras sexuales en las carreteras.