Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell se gastó el año pasado 4.479 millones más de lo que ingresó

El consejero de Hacienda cree que el FLA y el compromiso del Gobierno de reformar el sistema de financiación permitirán equilibrar las cuentas en 2015

El Gobierno valenciano gastó el año pasado 4.479 millones de euros más de los que ingresó. El descuadre fue de casi 1.100 millones más que en 2013, pese a que se mantuvo la gran mayoría de los recortes de años anteriores.

El consejero de Hacienda, Juan Carlos Moragues, presentó este martes la liquidación del presupuesto de la Generalitat del año pasado y se mostró satisfecho por el estado en el que deja las finanzas valencianas antes de las elecciones del próximo 24 de mayo. “Acabamos la legislatura en el mejor momento, dos tercios de la deuda dependen del Estado y pagamos un interés del 0%”, dijo Moragues, que se declaró confiado en que el segundo semestre del año se superará con las cantidades pendientes de reparto del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y la promesa del Gobierno de revisar el modelo de financiación autonómica a partir de julio.

Según los datos facilitados por el Consell, la deuda de la Generalitat se incrementó entre 2013 y 2014 en 5.779 millones de euros, fundamentalmente por la adhesión de la Generalitat a los créditos del FLA y del plan de pago a proveedores y otros mecanismos habilitados por el Gobierno para inyectar liquidez a las comunidades autónomas.

Las cuentas 2014

Déficit presupuestario. El Consell gastó 4.479 millones de euros más de lo que ingresó el año pasado. La cifra es notablemente superior a los 3.399 millones de desfase que hubo en 2013.

Deuda. La deuda aumentó en 2014 en 5.779 millones de euros. El incremento se produjo por la conversión de deuda comercial en deuda financiera. La Generalitat se acogió a los préstamos extraordinarios habilitados por el Ministerio de Hacienda para poder afrontar sus obligaciones y cuadrar las cuentas a final de año.

Futuro. Para cuadrar los presupuestos de 2015 el Consell confía en el FLA y el cambio de la financiación.

En los 5.779 millones de deuda generados se incluye el déficit autorizado el año pasado (996 millones), 2.221 del plan de pago a proveedores y 1.800 del reparto adicional del FLA, además de 221 millones de la financiación de las liquidaciones negativas de los años 2008 y 2009, 300 millones para cubrir vencimientos del sector público y 170 de deuda titulizada. El consejero aseguró que la actual legislatura —ya concluida— acabará sin facturas en los cajones y sin necesidades presupuestarias “después de mucho tiempo” en el ámbito de la Generalitat.

Según Moragues, que fue nombrado consejero de Hacienda en 2012 en sustitución del dimitido José Manuel Vela y que concurrirá a las elecciones de mayo como el número tres de la candidatura del PP a Cortes por Valencia, a finales del año pasado había alrededor de 1.300 millones de euros pendientes de pago que se liquidarán entre abril y junio con la nueva transferencia del FLA aprobada por el Gobierno.

En este sentido, Moragues indicó que en los próximos días llevará a la comisión permanente de las Cortes Valencianas una generación de crédito de 568 millones, a la que se sumarán otros 818 millones de deuda generada el año pasado pero que se incorpora al presupuesto de 2015.

Por otra parte, el PP votó ayer en el Congreso de los Diputados contra una proposición no de ley del diputado de Compromís, Joan Baldoví, en la que se instaba al Gobierno a iniciar con carácter de urgencia “los trámites necesarios para acometer la revisión del modelo de financiación autonómico con efectos retroactivos a 1 de enero de 2014”. Una reivindicación que en su día defendió el propio consejero de Hacienda.

La propuesta defendida por Compromís también reclamaba que “mientras se alcanza el acuerdo relativo a la mejora de la financiación autonómica valenciana, con el fin de garantizar la suficiencia financiera de los servicios públicos transferidos a la Generalitat valenciana, el Congreso insta al Gobierno a abordar la transferencia de una dotación de 1.800 millones de euros correspondiente al ejercicio de 2014 y 1.983 correspondiente al ejercicio 2015”.

Además, Baldoví solicitó en la misma proposición “reconocer la deuda histórica del Estado con la Comunidad Valenciana cifrada por la comisión de expertos nombrada por las Cortes Valencianas en 13.500 millones de euros entre 2002 y 2011”.

El portavoz del PP y exvicepresidente económico del Consell, Gerardo Camps, acusó a Baldoví de falta de rigor y justificó el voto contrario a la iniciativa de Compromís. Gerardo Camps argumentó que el sistema no se ha podido modificar esta legislatura por la caída de los ingresos en el conjunto del Estado.

La iniciativa contó con el apoyo del PSOE, a través del parlamentario Herick Campos, quien criticó que el Gobierno solvente los problemas de la Comunidad Valenciana “con préstamos y más préstamos”. Por su parte, el diputado de Esquerra Unida Ricardo Sixto incidió en el “endeudamiento brutal de una autonomía que figura entre las pobres y, además, entre las que más pagan”.