Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerrados de golpe 15 polígonos de bateas y 13 bancos marisqueros

La toxina llega a las rías de Vigo, Pontevedra y Noia

La aparición de biotoxina obligó ayer a cerrar de una tacada un total de 15 polígonos de bateas de mejillón y 13 bancos marisqueros en las rías gallegas de Vigo, Pontevedra y Muros-Noia. Así lo decretó el Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia (Intecmar), dependiente de la Consellería do Mar, tras detectar en sus controles analíticos “niveles de toxicidad superiores a los legalmente establecidos”. La medida afecta a cuatro plataformas mejilloneras de Cangas, cinco de Redondela, tres de Muros, dos de Portonovo y una de Noia, informa Europa Press.

Entre los bancos marisqueros, el Intecmar ordenó el cierre en cuatro polígonos de infaunales (almeja y berberecho) de la ría de Vigo, cuatro en la de Pontevedra y tres en la de Muros-Noia. La medida afecta también en la ría de Vigo a zonas de zamburiñas y volandeira y a un polígono de ostra.

Los cierres decretados por la Xunta revelan que la toxina ha llegado de forma masiva a las rías de Vigo, Pontevedra y Muros-Noia, mientras resiste la de Arousa. Este veto a la extracción de mejillón en la bahía de Vigo se une a los cuatro decretados a principios de abril en polígonos de Cangas y provoca que la totalidad de polígonos de esta ría se encuentren cerrados, además del destinado a ostra.

En la ría de Pontevedra también están clausurados todos sus polígonos de mejillón —ya no estaban operativos para la extracción los tres de Bueu y otro de Portonovo—, lo mismo que ocurre en la ría de Muros-Noia.En el resto de zonas permanecen abiertas las bateas de la ría de Baiona y de la de Ares-Betanzos.