Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El AVE Vigo-A Coruña tendrá en 2017 la seguridad que faltaba en Angrois

Adif licita por 68 millones la instalación y mantenimiento 20 años del sistema ERTMS

Viaje inaugural del Eje Atlántico en el que participó Ana Pastor (primera a la derecha).
Viaje inaugural del Eje Atlántico en el que participó Ana Pastor (primera a la derecha). EFE

El Eje Atlántico de alta velocidad entre Vigo y A Coruña no contará hasta 2017, si se cumplen las previsiones de Adif, la empresa pública gestora de la línea, con el sistema de control constante de la velocidad propio del AVE, el ERTMS que faltaba en el accidente de Angrois. La línea, inaugurada el lunes de la semana pasada, será puesta en servicio dentro de unas semanas y durante su primer año y medio de vida operará con el sistema de seguridad de las vías convencionales, el ASFA, que impide que los trenes puedan circular a más de 200 kilómetros por hora. Será a partir de 2017, con el ERTMS ya operativo, cuando los puedan alcanzar los 250 kilómetros por hora en algunos tramos del Eje Atlántico.

Frente al ASFA actual, que controla la circulación y velocidad de los trenes solo en lugares puntuales, el ERTMS supervisa constantemente su conducción, lo que permite que circulen a más velocidad y con más frecuencias de paso. En el accidente de Angrois, en el que murieron 79 personas, el ERTMS terminaba en las vías cuatro kilómetros antes de la curva en la que descarriló el tren Alvia, que a su vez lo llevaba desconectado a bordo. La velocidad del tren dependía exclusivamente del maquinista, que se olvidó de frenar y descarriló sin que el sistema ASFA convencional bajo el que circulaba pudiese hacer nada para evitarlo. Tras el siniestro, Adif implantó en Angrois y en varias decenas de lugares similares de toda España nuevas balizas convencionales ASFA de control de la velocidad. Entre Vigo y A Coruña se instalaron diez de ellas que, a la espera del ERTMS, frenan ahora cualquier tren que pase sobre ellas más rápido de lo permitido.

AGE y BNG critican la demora

D. R.

Los plazos para la instalación del sistema ERTMS en el Eje Atlántico volvieron a suscitar hoy las críticas de AGE y BNG, que ya venían reclamando mayor celeridad en esa actuación. “Parece que la tragedia de Angrois no sirvió para aprender”, critica el diputado de AGE Antón Sánchez, que en el pleno de la próxima semana del Parlamento de Galicia volverá a pedir una comisión parlamentaria de investigación sobre el siniestro y que ayer reclamó que se mejore la seguridad del Eje Atlántico. “Una vez más los calendarios partidistas electorales se anteponen a la seguridad de las personas”, critica sobre la inauguración y apertura de la línea sin que cuente aún con la máxima seguridad.

Similares iniciativas y críticas expuso la semana pasada la diputada del BNG en el Congreso Rosana Pérez, quien mostró su temor a que la instalación del ERTMS se demorase aún más de lo ahora previsto.

Por su parte, el portavoz del PP en el Parlamento de Galicia, Pedro Puy, avanzó que su grupo probablemente votará en contra de la iniciativa de AGE por entender que la Cámara gallega no tiene competencias. Sobre la seguridad en el Eje Atlántico, Puy argumentó que debe ser el “responsable” de la competencia el que resuelva la cuestión, pero ha reivindicado que “España no es un país cualquiera” en el que no importen las medidas de seguridad de los viajeros. “Ninguna autoridad autoriza un servicio en el que haya la más mínima duda de unos estándares de seguridad elevados”, dijo.

La máxima seguridad a mayor velocidad, sin embargo, solo la aportará el ERTMS, para el que Adif se da unos plazos máximos, según publicó hoy en el Boletín Oficial del Estado, de un año para su instalación, seis meses para sus pruebas y 20 años para su mantenimiento posterior. Por la instalación del sistema la empresa pública está dispuesta a pagar un máximo de 32,8 millones de euros, más IVA, mientras que por los 20 años de mantenimiento estima un coste de hasta 24 millones, más IVA. En total, 68,7 millones de euros con el IVA ya incluido.

Inicialmente, Adif no preveía instalar el ERTMS en el Eje Atlántico hasta que estuviese terminada también toda la línea AVE Madrid-Galicia, en 2018 según la promesa de Fomento. Fue tres meses después del accidente de Angrois, en octubre de 2013, cuando el entonces secretario de Estado de Infraestructuras y hoy ministro de Justicia, Rafael Catalá, anunció en el Congreso que se adelantaría la instalación del sistema. Su licitación, sin embargo, se produce aún ahora, un año y medio después de su anuncio. Según las nuevas previsiones de Adif empezaría a operar un año y pico antes de que Galicia esté conectada con Madrid.

El Eje Atlántico no será la única línea de España que se pone en servicio inicialmente sin el ERTMS aún activo, pero en el resto de casos ese sistema ya estaba contratado y solo faltaba culminar su instalación.

De momento, cuando la línea Vigo-A Coruña entre en servicio en unas semanas sin ERTMS, el viaje entre Vigo y A Coruña durará entre 75 y 80 minutos, según anunció la ministra de Fomento, Ana Pastor, bastante menos de las dos horas que duraba hasta ahora. Con el ERTMS está previsto que esos tiempos se recorten aún más.

Por otra parte, Adif acaba de licitar la construcción de la nueva estación de Medina del Campo en la línea AVE Madrid-Galicia. Costará poco más de seis millones, pero su plazo de ejecución, de cinco meses a partir de la adjudicación, amenaza con impedir que entre en servicio al tiempo que lo haga el tramo del AVE que pasa por ella, Olmedo-Zamora, casi terminado.

Más información