Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos se confía a sus siglas y elige a un candidato sin perfil público

José Manuel López gana las primarias y competirá con Cristina Cifuentes y Ángel Gabilondo en las elecciones regionales de mayo

José Manuel López, candidato de Podemos al Gobierno regional. Ampliar foto
José Manuel López, candidato de Podemos al Gobierno regional. EFE

Podemos está lista para empezar hoy la precampaña autonómica en la Comunidad de Madrid con un candidato que carece de perfil público y refleja la apuesta que el Consejo Ciudadano de Madrid ha hecho por la marca. El ingeniero agrónomo y activista José Manuel López se impuso en las primarias de la formación de Pablo Iglesias, cuyos resultados se conocieron ayer, con el 84,2% de votos. Tendrá unos adversarios atípicos en un mapa político muy fragmentado, puesto que, salvo la popular Cristina Cifuentes, no se trata de políticos profesionales.

La dirección nacional de Podemos es consciente de lo que se juega en Madrid. Tras un resultado por debajo de las expectativas en Andalucía, busca romper el tablero y convertirse en una fuerza decisiva. Para ello confía a López, un nombre fruto del consenso entre el sector oficialista y los críticos de la formación, la tarea de ocupar esa “centralidad” a la que aspira Iglesias y dialogar con las fuerzas más próximas, encabezadas por el catedrático Ángel Gabilondo (PSOE) y el poeta Luis García Montero (Izquierda Unida).

El Consejo Ciudadano de Madrid, dirigido por Luis Alegre, optó finalmente por proponer a López tras una intensa negociación y la renuncia de la excandidata de IU, Tania Sánchez, a presentar una candidatura. Este madrileño, nacido en 1966, ha trabajado en organizaciones del tercer sector como Cáritas, donde dirigió el departamento de Análisis Social y Desarrollo, y la Fundación Pluralismo y Convivencia, un observatorio público sobre libertad religiosa creado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Pese a no ser conocido, busca una campaña de proximidad, con mucha presencia en los barrios y quizá pocos actos mediáticos. Su objetivo, asegura, consiste en salir a ganar.

En cualquier caso, el candidato siempre ha mostrado mucho respeto por Gabilondo y García Montero, y mantiene que su formación está dispuesto a hablar con todos, “con la izquierda, con el PSOE y con quien se ponga”. La única condición: el fin de ese diálogo no debe ser un “reparto de poderes” sino la mejora de la vida de los ciudadanos, afirma en una entrevista con Efe.

Si López no tenía antes de presentarse a las primarias un cargo en Podemos, la número dos, la abogada Lorena Ruiz-Huerta, es miembro de la ejecutiva regional del partido, y de la plataforma No Somos Delito, que ha impulsado una campaña contra la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada con los votos del PP el pasado diciembre. Especialista en derecho penal y de familia, fue profesora asociada en la Universidad Carlos III de Madrid, en la que sigue colaborando en el programa de investigación Legal studies. El número tres de la candidatura a la comunidad será el politólogo Ramón Espinar, procedentes de Juventud Sin Futuro.

El sector crítico de Podemos en la región, cuya principal cabeza visible durante el proceso de elección de cargos autonómicos fue el eurodiputado Miguel Urbán, ha logrado una representación significativa en la lista. El cartel Podemos ganar Madrid logró situar a siete candidatos entre los 17 primeros. Entre ellos, Raúl Camargo.

La exdiputada de IU en la Asamblea de Madrid María Espinosa se colocó en el décimo lugar tras abandonar el partido de Cayo Lara y Alberto Garzón junto a Tania Sánchez. Hugo Martínez Abarca, excoordinador de IU en el distrito Chamberí, tomó entonces la misma decisión por su duro enfrentamiento con la cúpula de la federación madrileña, y concurrirá a las elecciones en el puesto número 21 de la lista.

El principal objetivo de Podemos es ganar o lograr un lugar clave en la correlación de fuerzas antes de las generales del próximo otoño. Para preparar el terreno de esas elecciones —la verdadera meta estratégica de la formación— necesita revolucionar antes el mapa en las municipales y autonómicas y demostrar que puede gestionar una Administración. Intentará hacerlo con estos candidatos. Y con una prioridad: dar la batalla especialmente en Madrid y en la Comunidad Valenciana.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram