El Ayuntamiento de Jaén privatiza la gestión de las multas de tráfico

La capital es la primera ciudad en adjudicar este cobro a través de la FEMP

José Enrique Fernández de Moya.
José Enrique Fernández de Moya.JULIÁN ROJAS

El gobierno municipal del PP en el Ayuntamiento de Jaén ha adjudicado a la empresa Vialine la asistencia técnica para la gestión y el cobro de las multas de tráfico, un servicio que hasta ahora estaba encomendado en la Diputación Provincial. Jaén ha sido la primera ciudad en adjudicar el cobro de las sanciones de tráfico a través de la nueva central de contratación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Al proceso de licitación concurrieron tres empresas, siendo finalmente adjudicataria la santanderina Vialine, que presentó el recargo más bajo, del 14,50%. Este porcentaje, que es lo que el Ayuntamiento debe pagar a la empresa por asumir los cobros de las multas, es la mitad del que Jaén pagaba a la Diputación Provincial desde el convenio firmado en 2009. En abril del pasado año, el gobierno municipal denunció el convenio al no prosperar la solicitud para que rebajara el recargo, que técnicamente se denomina premio de cobranza.

En los cinco años de gestión del servicio por la Diputación se recaudaron 6,6 millones de euros, con un premio de cobranza para el Ayuntamiento de 1,8 millones (28,2%), una cantidad que ahora el Ayuntamiento espera rebajar a la mitad.

Hace cuatro meses que el Ayuntamiento jiennense se desentendió del cobro de las multas de tráfico. Aunque el equipo de gobierno esgrime que, desde este tiempo, apenas han prescrito medio centenar de denuncias, la oposición cree que durante este tiempo han dejado de recaudarse 500.000 euros.

El PSOE sostiene que con la privatización del servicio de las multas el Ayuntamiento perderá casi 800.000 euros con relación a lo que venía percibiendo de la Diputación. Además, la concejal socialista Matilde Cruz ha señalado que el Ayuntamiento aún no ha habilitado la plataforma informática para hacerse cargo de la base de datos que le ha cedido la Diputación Provincial, por lo que duda que el cobro de las multas pueda iniciarse hasta contar con ese instrumento.

El cobro de las multas no es el único contencioso que mantiene el Ayuntamiento de Jaén con la Diputación Provincial, gobernada por el PSOE. El equipo de gobierno también reclama al ente provincial que le pague 2,5 millones por su participación en el parque de bomberos comarcal. De igual forma, el Consistorio jiennense ha abandonado el Consorcio Metropolitano de Transportes al negarse a pagar los 300.000 euros anuales que le correspondían.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además, el Ayuntamiento de Jaén, que preside José Enrique Fernández de Moya (PP), se ha visto en vuelto en otra polémica al acusarlo la oposición de consentir el estacionamiento de vehículos en el trazado del tranvía, que no está en uso. El alcalde ha replicado que “no quitará a policías locales de las puertas de los colegios para multar” a estos coches.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS