Expertos proponen eliminar los fondos adicionales de la financiación

El IEB aboga por un nuevo modelo que también revise los conciertos vasco y navarro

El Gobierno central ha ido aplazando durante toda la legislatura el debate sobre la financiación autonómica, cuya revisión debería haberse hecho a lo largo de 2013. La última vez que se pronunció al respecto, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que la reforma se abordará después de las elecciones del 24-M. Ayer el Instituto de Economía de Barcelona (IEB), integrado por catedráticos e investigadores especialmente activos en este debate, puso sobre la mesa una nueva propuesta que pasa, entre otras cosas, por eliminar los fondos adicionales del modelo, revisar el porcentaje de nivelación y establecer mecanismos de lealtad institucional.

El modelo de financiación vigente, acordado en 2009, está formado por varios fondos que determinan los recursos con los que acaban contando los Gobiernos autónomos. Las comunidades primero ponen el 75% de todos sus ingresos tributarios en un bote común —el Fondo de Garantía de los Servicios Públicos Fundamentales— del que todas salen con los mismos recursos. “Ese fondo fue un paso adelante, porque se aporta según la capacidad y se reparte de acuerdo con las necesidades, que se calculan con la población”, explicó Maite Vilalta, investigadora del IEB. Tras pasar por ese fondo, las comunidades consiguen nivelarse sin que se incumpla el principio de ordinalidad, es decir, que las que más recaudan siguen siendo las que tienen más recursos tras haber pasado por ese filtro.

El siguiente paso del sistema lo constituyen tres fondos: el de Suficiencia, el de Competitividad y el de Cooperación. “El primero sirve para asegurar el statu quo, lo cual nos demuestra que en este país no sabemos hacer transiciones hacia nuevos modelos. El segundo trataba de compensar a las comunidades más maltratadas por modelos anteriores, pero como eso no fue entendido por el resto se creó el tercero”, añade Vilalta, que participa en el apartado sobre financiación autonómica del Informe IEB sobre federalismo fiscal y finanzas públicas 2014 junto con el catedrático de Economía Pública de la Universidad de Zaragoza Julio López Laborda; el director del Centro Internacional de Políticas Públicas de la Georgia State University, Jorge Martínez-Vázquez; y el profesor de la Politécnica de Montreal Marcelin Joanis.

El informe reclama más autonomía financiera para las comunidades

Vilalta afirmó que el modelo debería cerrarse con el Fondo de Garantía de los Servicios Públicos Fundamentales, del que podría “revisarse” el porcentaje de los ingresos tributarios sobre los que se aplica la nivelación. El 75% actual viene a representar el gasto de las comunidades en los servicios del Estado de bienestar. Vilalta aseguró que esa proporción podría bajar hasta el 65%.

La profesora también reclamó más autonomía financiera, de modo que las comunidades puedan decidir sobre las figuras del cesto tributario. “El porcentaje de ingresos del modelo que provienen de impuestos sobre los que las comunidades tienen capacidad de decisión y gestión es solo del 13%”, afirmó. Los profesores, que no descartan que el nuevo sistema se acompañe de alguna reforma constitucional, abogaron por incluir en el debate los conciertos del País Vasco y Navarra. “Habría que revisarlos para acercarnos a sus resultados”, añadió.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS