Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona patrocinará el trofeo Godó con 4,1 millones hasta 2018

CiU, PP y PSC apoyaron la firma del nuevo contrato, ERC se abstuvo e ICV votó en contra

El consejo rector del Instituto Barcelona Esports (IBS) aprobó ayer la firma de un patrocinio de cuatro años con el Torneo de Tenis Conde de Godó por 4,1 millones de euros para 2015-2018. Desde 2009, con el anterior gobierno del PSC, el Ayuntamiento había subvencionado el torneo con la misma cantidad anual primero con un convenio hasta 2013, y luego con una prolongación por parte del actual equipo de Gobierno hasta 2014.

La antigua ayuda se ha convertido en patrocinio porque los servicios jurídicos municipales entienden que se adapta mejor al torneo. “Las subvenciones se otorgan para apoyar el deporte de base y en cambio los patrocinios sirven para posicionar Barcelona como capital deportiva”, explican. El patrocinio del Godó mejora el anterior y el Ayuntamiento tendrá “mayor visibilidad”.

La teniente de alcalde de Calidad de Vida, Igualdad y Deportes, Maite Fandos, que presidió la reunión del IBS, defendió el patrocinio ante los grupos municipales con el argumento de que sin él, “el Godó no se podría celebrar”, explicaron los grupos de la oposición. Ayer a la hora del consejo, el Ayuntamiento aparecía ya como patrocinador en la página web del torneo, que cuenta con patrocinadores como el Banco Sabadell, Emirates, Rolex o MSC Cruceros.

Apoyaron el nuevo contrato CiU, PP y PSC, ERC se abstuvo e ICV votó en contra. El edil socialista David Escudé defendió el patrocinio por “el retorno que el Godó tiene sobre la ciudad; porque Barcelona es la ciudad con más fichas federativas de tenis, y porque todos los clubes de la ciudad se implican en el torneo, centenario”.

“El argumento de que sin el patrocinio no se hace el Godó es de risa”, criticó Janet Sanz, de ICV: “¿Cuántas cosas no se hacen porque no hay dinero? Hay centenares de actos de entidades deportivas, jóvenes, de mujeres, del colectivo LGTB que no se hacen porque no hay dinero”. Sanz recordó que se estaba firmando un patrocinio “con un privado”.