Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinados a golpes dos ancianos en su casa de Sant Cugat

La policía busca a un hijo del matrimonio como presunto causante de las muertes

Los Mossos d'Esquadra investigan la muerte de dos ancianos en Sant Cugat del Vallès.
Los Mossos d'Esquadra investigan la muerte de dos ancianos en Sant Cugat del Vallès.

Los Mossos d'Esquadra investigan el asesinato de dos ancianos cuyos cadáveres aparecieron la mañana de ayer en su domicilio, una casa situada en el número 9 de la calle del Rusc de la entidad municipal de Valldoreix dentro del término municipal de Sant Cugat del Vallès. El matrimonio, de unos 80 años y con la movilidad muy reducida, murió, aparentemente, a consecuencia de los golpes provocados por un objeto contundente. La policía busca a uno de los dos hijos del matrimonio, desaparecido ayer por la mañana y principal sospechoso de las dos muertes. En el dispositivo de búsqueda participó ayer hasta un helicóptero y la zona de rastreo se centró en Valldoreix, sus alrededores y la sierra de Collserola.

La voz de alarma la dio, la mañana de ayer, una asistente social que iba a visitar a los ancianos. Nadie contestaba ni al timbre ni al teléfono de la vivienda por lo que la funcionaria municipal, que acude periódicamente al domicilio, se puso en contacto con la policía local de Sant Cugat temiéndose lo peor. Los agentes solicitaron ayuda a los Bomberos que abrieron la puerta del domicilio.

Al acceder a la vivienda toparon con el macabro hallazgo de los cadáveres del matrimonio de octogenarios cubiertos de sangre. Una de las muertes se produjo en una terraza de la vivienda. Las autopsias de los cadáveres serán las que desvelarán cómo murieron los ancianos pero, a la espera de los resultados forenses, todo apunta a que el matrimonio falleció como consecuencia de diversos golpes provocados por algún elemento contundente.

Tras el levantamiento judicial de los cadáveres los agentes de la División Criminal de la policía catalana iniciaron una investigación para intentar esclarecer los hechos. En un primer momento los policías mantuvieron abiertas todas las hipótesis, posteriormente descartaron que las muertes hubiesen sido voluntarias. También rechazaron la posibilidad de que las muertes fueran fruto de una violencia de género mortal y un suicidio posterior.

El robo también quedó totalmente descartado, ya que ninguno de los accesos al domicilio estaba forzado y aparentemente no se había sustraído ninguna pertenencia.

Las primeras pesquisas apuntaban desde un principio a que el autor de los dos asesinatos estaba en el círculo más cercano a la pareja de ancianos, ya que las propias víctimas permitieron el acceso a su domicilio a la persona o personas que posteriormente se ensañaron a golpes, sobretodo con uno de los ancianos.

Según vecinos de la zona, el matrimonio fue visto por última vez este fin de semana paseando por una zona cercana a su domicilio. Las mismas fuentes aseguran que las víctimas tienen dos hijos de entre 40 y 50 años.

Los ancianos recibían asistencia social por parte del Consistorio de Sant Cugat. La trabajadora que dio ayer la voz de alarma acudía dos veces por semana al domicilio sin que hubiera detectado nada fuera de lo normal en su última visita.