Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las galletas rosas

Una sala alternativa de teatro en Usera o una tienda de legumbres a granel en el barrio de Salamanca son algunos de los locales de la actriz madrileña

La actriz Inma Cuevas en la tienda de galletas de Malasaña Afri´s Cookies. Ampliar foto
La actriz Inma Cuevas en la tienda de galletas de Malasaña Afri´s Cookies.

1. Afri´s Cookies. La primera vez que visité esta tienda de galletas, con obrador propio, buscaba algo rosa. Entre la multiples propuestas que tienen, encontré una cookie inspirada en un bollo de mi infancia: La Pantera Rosa. Me comí una y tenía ese mismo sabor especial. Me trasladó a otra época y me llevé una caja. (Corredera Alta de San Pablo,2).

 2. Tres rosas amarillas. Entrar en esta librería es como un cuento. Su escaparate tiene cierto poder magnético. No solo tienen libros de todo tipo sino que poseen una cuidada selección de objetos. Una vez vi un muñeco de Charles Chaplin al que no me pude resistir. Se lo regalé a un amigo. (Espíritu Santo, 12).

3.La Zona Kubik. En esta sala de teatro se aúnan dos conceptos: la periferia urbana y la periferia cultural. Ofrece una programación alternativa y muy necesaria. Sánchez Cabezudo, el director del espacio, ha hecho algo brutal llevando Usera a la primera línea de la creación teatral. Es un lugar al que hay que ir. (Calle de Primitiva Gañán, 5).

Amor y teoría de cuerdas

Inma Cuevas (Madrid, 1977) es una chica de barrio, nació en Moratalaz, vive en Carabanchel y le gusta el centro. Ganadora del premio a mejor actriz de la Unión de Actores por Constelaciones, de Nick Payne, mezcla pareja y física cuántica en el teatro.

4.Bar Barajas. Está junto a la Kubik y es el lugar de los desayunos, las comidas, las cañas o el primer gin tonic. En sus paredes aparecen decenas de fotos de actores [la suya incluida] que después de pasar por la Kubik arreglan el mundo aquí sentados. En esta barra te cuidan. (Teniente Compaired, 27).

5. La intrusa. Es una tienda de regalos con muchas curiosidades: vestidos, monederos, tocados o diseños de Roberto Cavazo. Si tienes que comprar algo para regalar y no se te ocurre, pasarte por ella te inspira. Tiene dos sedes, pero suelo ir a la de Huertas. (Calle León, 17).

6. Yoshi. Me gusta mucho la comida japonesa y en este restaurante de Chueca la cocinan muy bien. Al final soy una clásica y siempre pido lo mismo: gyozas, sopa de miso y california roll. Me gusta tanto el sitio que elegí las baldosas de este local como fondo del cartel de mi última obra, Constelaciones. Cuando llegué y les pregunté si podía hacer una foto en su suelo no me tomaron muy en serio. (Gravina, 17).

7. Casa Ruíz. En este sitio venden legumbres a granel y allí voy a comprarle las lentejas a mi madre. En pleno barrio de Salamanca ofrecen lentejas ecológicas o garbanzos maravillsos. Además, tienen parking de mascotas. Tuve un perro, Kendo, durante doce años. Murió, pero el nombre de mi productora, Kendosan, le rinde homenaje. (Hermosilla, 88).

8. Swinton & Grant. Me gusta pasar por esta galeria de arte-tienda-café de Lavapiés. Siempre encuentro alguna exposición interesante o algo que comprarme. ¿Mi última adquisición? Un cuaderno con la Vía Láctea en la portada. Muy cósmico todo. (Miguel Servet, 21).

9. Plenty. En Las Tablas descubrí este restaurante de inspiración neoyorkina. La dueña vivió en Nueva York. Hacen unas hamburguesas riquísimas y sus mojitos son irresistibles. (Avenida Santo Domingo de la Calzada, 41).

10. Teatro Lara. Ha sabido reinventarse y ofrecer una propuesta teatral enorme. El edificio es impresionante, con esa pátina de teatro de toda la vida. Su programación es muy variada. Además, en una de sus salas representamos Constelaciones. (Corredera Baja de San Pablo, 15).

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram