Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maíllo acusa al PSOE de querer un Gobierno fuerte “para la banca”

El candidato de IU reivindica el impuesto a las grandes superficies

Izquierda Unida ha pedido el apoyo electoral en las elecciones del 22 marzo para poder construir un “gobierno fuerte” que esté al lado de los “más débiles”. El candidato a la presidencia de la Junta, Antonio Maíllo, expuso su modelo frente al de la candidata socialista Susana Díaz, a la que acusó de querer un Gobierno fuerte pero, en su caso, “para la banca, para que estén tranquilos los banqueros en su usura permanente”.

En un acto en Granada, Maíllo estuvo acompañado por el candidato a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, el líder regional se reivindicó como el único capaz de garantizar un Gobierno “fuerte” en Andalucía, capaz de “blindar y proteger” a los más débiles. “Que blinde el pago de un mínimo de luz y agua para 150.000 personas” y que cree empleo “digno y de calidad”.

Con ganas de marcar la distancia, Maíllo se refirió a la propuesta que ofrece Díaz, que es, “el gobierno de los ERE que manejaba ayudas al calor de un cubata en cualquier pueblo de Andalucía”. A esa “pesadilla”, sentenció durante su intervención, “Andalucía no está dispuesta a volver”.

Un equipo de EL PAÍS TV recorre las provincias andaluzas para reflejar ocho escenarios de la comunidad que vota el 22-M pulsa en la foto
Un equipo de EL PAÍS TV recorre las provincias andaluzas para reflejar ocho escenarios de la comunidad que vota el 22-M

El candidato de IU reivindicó medidas que apuesten por el pequeño comercio y se comprometió con una de las principales industrias, el turismo. Sacó pecho y recordó, que con IU el turismo andaluz vivió “el mejor año de su historia en los números”.

Entre las medidas planteadas por esta formación, destacó la ejecución del Plan de Turismo Sostenible para luchar contra “la temporalidad y precariedad en el sector”, puesto que no es posible que exista turismo de calidad con “salarios de 600 euros”, lamentó. Asimismo, planteó una defensa del pequeño comercio.

En este sentido, Maíllo se comprometió a aprobar un impuesto a las grandes superficies con carácter finalista y los fondos recaudados se destinarían a políticas en fomento y modernización del pequeño comercio. El PSOE “no lo quiso aprobar”, remarcó.

A Maíllo lo arropó Alberto Garzón, quien aludió a los socialistas como los que “entran en las instituciones con el puño alzado y salen con los bolsillos llenos”. Por el contrario, abogó por “una política de ética” para transformar la sociedad e insistió en que Maíllo es la única alternativa posible.

Ambos se refirieron al bipartidismo PSOE y PP, que actualmente está en “horas bajas”. Y Maíllo, además, consideró que los candidatos del PP y PSOE a la Junta, Juan Manuel Moreno y Susana Díaz, respectivamente, parecían “Pimpinela pero en clave andaluza” en el debate del pasado lunes. “Principios y valores” es lo que ofrece IU frente a otros dirigentes, según Maíllo, que congregó ayer en pleno centro de la capital granadina a unas mil personas.

Más información