Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV ve ahora en Sortu menos compromiso con el suelo ético

El partido 'abertzale' quiere mantener el diálogo abierto

En vísperas de la campaña electoral de las municipales y forales, los dos principales partidos de Euskadi, PNV y Sortu, no han aproximado posturas sobre una posible hoja de ruta en materia de pacificación. La dirección del EBB entiende que el partido abertzale ha rebajado su compromiso con el suelo ético, punto de partida básico para buscar escenarios de encuentro con el resto de partidos en el Parlamento y de manera especial con los socialistas. A su vez, desde Sortu se acusa al PNV de escasa voluntad para el acuerdo tras afirmar que mantienen los compromisos ya expresados antes de este nuevo desencuentro.

Después del rechazo del EBB a la propuesta de Sortu, diferentes voces del PNV sustentaron la decisión. El portavoz parlamentario, Joseba Egibar, reiteró la necesidad de “seguir invirtiendo mucho en diálogo” para avanzar en Euskadi en materia de pacificación ante la situación de “bloqueo” motivada por el “miedo de unos a su pasado, en alusión a la izquierda soberanista, y de otros a que se abra un futuro político que no controlan”, mirando a PSE y PP.

Egibar recordó que el PNV había advertido “expectativas” en las posiciones esgrimidas anteriormente por Sortu, pero el documento abertzale les aleja de la posibilidad de compartir “suelos que supongan un paso adelante”, señaló. Egibar puso de relieve que “el único que está avanzando” en materia de paz y convivencia es el Gobierno vasco, frente a la situación de “bloqueo” que sufre la ponencia de Paz del Parlamento.

Egibar atribuye el bloqueo al miedo de unos al pasado y de otros, al futuro

Desde San Sebastián, Sortu transmitió la sensación de que quiere seguir manteniendo los puentes de diálogo con el PNV a pesar de este rechazo. En esta dirección, su portavoz, Pernando Barrena, destacó que “por encima del léxico y de las palabras están los contenidos y los compromisos”. En esa línea, aseguró que el compromiso de su partido “permanece intacto a la hora de buscar, también con el PNV, posiciones conjuntas y acuerdos para la gestión de este nuevo tiempo político, especialmente en lo que se refiere a las consecuencias del conflicto político”.

En su encuentro con los medios, Barrena recordó que Sortu había incluido en el texto enviado al PNV una serie de propuestas sobre el desarme de ETA, la “desmilitarización” del País Vasco, los terroristas presos y las víctimas, con la intención de alcanzar posiciones comunes. Para prolongar la pretensión de que el diálogo no quede interrumpido, el portavoz abertzale subrayó que se trata de un documento de trabajo, cuyas conclusiones “no son definitivas” y que, a su juicio, debe ser respondido con otro texto del PNV en el que exprese posibles correcciones o aportaciones para acercar posturas. Eso sí, Barrena consideró que el rechazo de los nacionalistas a su documento “no es serio”.