Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Córdoba se suma al pacto por el agua

Siete formaciones políticas firman el acuerdo para blindar el suministro y el saneamiento

Pantano de Bembézar, en Córdoba. Ampliar foto
Pantano de Bembézar, en Córdoba.

Las formaciones políticas  IU, PSOE, Ganemos-Córdoba, Podemos, Equo, UPyD y PA se sumaron esta mañana al pacto auspiciado por #iniciativagua2015 para blindar el suministro y el saneamiento ante los intereses de las empresas privadas por comerciar con estos servicios, en contra de la consideración del acua como derecho humano reconocido por la ONU, llega a Córdoca. La ONG Ingeniería Sin Fronteras Andalucía (IFS), con la colaboración de la Asociación Española de Operadores Públicos de Agua y Saneamiento (AEOPAS) y la presencia de Ecologistas en Acción, del sindicato CTA y con numerosos trabajadores de EMACSA, promovió la firma del Pacto Social por el Agua Pública en Córdoba.

El pacto, al que ya se han sumado varias ciudades, agrupa a organizaciones y plataformas de la sociedad civil de Andalucía que reclaman  la necesidad de un cambio de modelo de gestión del agua urbana, que sea público, democrático, participativo y basado en criterios de equidad social y con el máximo respeto a los derechos humanos.

La iniciativa #iniciativagua2015, además de alinearse con el derecho humano reconocido por la ONU, también responde a la primera iniciativa ciudadana promovida en la UE. Entre sus objetivos se encuentran la prohibición de los cortes, asegurar un mínimo de entre 60 y 100 litros por persona y día en caso de impago justificado, eliminar la participación de la empresa privada, garantizar tarifas sostenibles, asegurar que el dinero del agua se reinvierta solo en este ámbito, aumentar el control social sobre los recursos, el respeto al medio ambiente, que la gestión del suministro también sea un elemento de creación de empleo e incluso promover el consumo del “grifo” frente a la comercialización de botellas.

Ingenieros Sin Fronteras defendió que "Córdoba necesita el agua como un recurso para la recuperación económica, para mantener la calidad de vida y para la conservación de la naturaleza, y que por lo tanto, deben ser gestionados bajo los criterios de sostenibilidad social, económica y medioambiental".

Con la firma del documento, los partidos se comprometen a una gestión pública, integrada y participativa del ciclo urbano del agua en Córdoba y se comprometen a velar por los principios fundamentales desarrollados en el documento, así como por el cumplimiento de las tareas que de ellos se deriven para que sea real y efectiva la gestión pública del agua.

Luis Babiano, gerente de la Aeopas, abrió el acto y señaló que "en los últimos años la entrada de capital privado en los servicios del agua ha avanzado en el Estado español". "Este avance representa una amenaza para el derecho humano al agua, pues supone la mercantilización del suministro y, por lo tanto, anteponer el lucro sobre la función ambiental y social de un bien básico para la vida".

"Es necesario revertir esta tendencia y apostar por la remunicipalización del suministro del agua", concluyó tras señalar que ciudades como París, Grenoble, Berlín, Potsdam, Budapest y Varese han dado ya este paso.

Rafael Martín, representante de la ONG Ingeniería Sin Fronteras Andalucía (ISF Andalucía), calificó el acto de Córdoba como "el pistoletazo de salida para la construcción de un modelo público del agua, solidario, trasparente y participado” al mismo tiempo que señaló la importancia “de que las fuerzas políticas trabajen en pro del derecho de ciudad”.