Revolucionario Pomés

La Pedrera de Barcelona inaugura la mayor retrospectiva sobre el fotógrafo que cambió la publicidad en España

Leopoldo Pomés delante de una de sus fotografías: 'Ventana redonda 2', realizada en 1959.
Leopoldo Pomés delante de una de sus fotografías: 'Ventana redonda 2', realizada en 1959.CRISTÓBAL CASTRO

Joven, rubia, atractiva y ligera de ropa, que no desnuda. Si hay una imagen grabada en la retina de los españoles (sobre todo varones) de final del franquismo es la de la modelo y artista Margit Kocsis cabalgando a lomos de un caballo blanco cartujano por un idílico bosque o una paradisiaca playa. El spot que anunciaba el brandi Terry que entusiasmó dentro y fuera de nuestras fronteras desde que se rodó en 1966 transmitía una imagen moderna en una España gris que comenzaba a despertar de su letargo. Lo creo el fotógrafo Leopoldo Pomés (Barcelona, 1931) autor de un estilo elegante, luminoso, sofisticado y sensual que revolucionó la publicidad con sus fotografías y trabajos. “A la mujer la descubrimos por casualidad mi mujer Karen y yo un día que fuimos a Castelldefels”, recordaba ayer Pomés, autor también durante décadas de la famosa campaña de publicidad navideña de las burbujas Freixenet. Fue durante la presentación de la retrospectiva Leopoldo Pomés. Flashback que abre sus puertas hoy en La Pedrera, edificio de Gaudí propiedad de la Fundació Catalunya La Pedrera. “Erotizó el país”, dijo de él Vázquez Montalbán, y tenía razón a tenor de las fotografías expuestas.

El fotógrafo junto a una imagen de su famoso anunico de Terry.
El fotógrafo junto a una imagen de su famoso anunico de Terry.CRISTÓBAL CASTRO

Pero Pomés es mucho más que un publicista moderno. También es un poeta, un escritor y gastrónomo (suyos son la tortillería Flash Flash y el Giardinetto). Es lo que reivindica Julià Guillamón, comisario de la muestra que cuenta con 140 fotografías, muchas de ellas inéditas y más de cincuenta anuncios publicitarios, además de documentación gráfica diversa, alrededor del universo creativo, poliédrico e incisivo del fotógrafo que conserva, “pese al miedo escénico”, un gran sentido del humor que destilan muchos de sus trabajos. Para Guillamón la obra y el estilo Pomés se caracterizan por la elegancia, la sofisticación y la empatía con las personas fotografiadas. “Me enamoro de los personajes y de sus gestos, y me dejo seducir por ellos”, explicó sin parar de golpear su bastón contra el suelo, reconociendo que se emociona con el trabajo de Helmut Newton por su “descaro” y su “capacidad para sorprender al espectador”.

La exposición recorre setenta años de trabajo. Desde su primera imagen en 1947 realizada con la cámara que compró con 16 años, tras cobrar su primer sueldo en la empresa flan Potax. Siguen los retratos que realizó de sus amigos y compañeros, los miembros de Dau al Set, realizados a finales de los años cuarenta, unos jóvenes Tàpies, Cuixart, Ponç y Brossa que posan ante su objetivo con gran complicidad.

El estilo Pomés se caracteriza por la elegancia, empatía y sofisticación

La recreación de la exposición que realizó en las Galeries Laietanes en 1955, con copia de las fotografías expuestas, las imágenes del libro que le encargó en 1957 Carlos Barral sobre Barcelona que vio la luz en 2012. Sus imágenes de los toros (que debían ir acompañadas de un texto de Hemingway que fracasó tras el suicidio en 1961 del escritor) y de la arquitectura modernista que ilustraron dos libros.

La muestra concluye con una galería de retratos de muchos de sus amigos: Teresa Gimpera, Jorge Herralde, Óscar Tusquets, Eduardo Mendoza o el magnífico retrato de Cortázar, además de la fotografía de 2014 de los arquitectos Oriol Bohigas, Josep Martorell y David Mackay (que repite las imágenes de 1962 y 1997 y que realizó tres días antes de morir Mackay). De todas formas, Pomés asegura que ya no realiza fotografías y que está inmerso —“soy muy disperso necesito concentrarme”—, en un libro de memorias en el que contará todas sus experiencias y anécdotas vividas en el “living” de la calle Balmes con los miembros de Dau al Set. Un libro, que seguro no tendrá desperdicio.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50