Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CAC denuncia ante la fiscalía 12 páginas web por pornografía infantil

La actuación se enmarca en el proyecto de control de contenidos de riesgo en Internet

El Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) ha trasladado a la Fiscalía los contenidos de pornografía infantil de 12 páginas web de Internet, algunas de acceso libre y otras previo pago.

Según ha informado el CAC, la actuación se enmarca en el proyecto de control de contenidos de riesgo en Internet iniciado por la autoridad catalana de los contenidos audiovisuales. El organismo envió el pasado día 5 marzo un escrito a la Fiscalía de Cataluña en el que denuncia la presencia de estos contenidos de pornografía infantil accesibles en Internet, porque pueden ser constitutivos de un delito tipificado en el Código Penal.

El Consejo, que ha utilizado un software específico para localizar las páginas, registró informáticamente la navegación por cada una de las 12 páginas web, mostrando de esta manera los diferentes contenidos audiovisuales y pestañas que se pueden encontrar en cada caso.

En las páginas denunciadas se pueden ver a menores -en su mayoría niñas- que aparecen en situaciones y actitudes de sexo explícito, tanto en solitario, como con otros menores o personas adultas, según ha informado el CAC. El idioma de las páginas es mayoritariamente el inglés, aunque también aparecen contenidos en otros idiomas, como el castellano, el portugués y varias lenguas eslavas.

El CAC inició el año pasado el control de contenidos de riesgo en los nuevos servicios audiovisuales y en las nuevas plataformas, especialmente en Internet. Para ello, los técnicos del Consejo hacen una monitorización de páginas web, perfiles de redes sociales, blogs, foros públicos, imágenes y vídeos presentes en la red.

Los cuatro parámetros que analiza el Consejo son: contenidos sexuales, violencia, discriminación, racismo y xenofobia, y contenidos nocivos para la salud y para la seguridad de las personas.

El presidente del CAC, Roger Loppacher, ha explicado que la voluntad de la autoridad audiovisual catalana es vigilar los contenidos audiovisuales no sólo en televisión y radio, sino también en Internet, siguiendo el ejemplo de varias instituciones europeas.