elecciones andaluzas

IU apuesta por “políticas audaces” en favor de la mayoría social

La formación propone crear una banca pública y garantizar el suministro de agua o luz

Antonio Maíllo.
Antonio Maíllo.

Las primeras medidas que el coordinador general de IU y candidato a la presidencia de la Junta, Antonio Maíllo, tomaría si llega a San Telmo condensan el espíritu de su programa electoral. “En el primer mes, haré un decreto ley para crear la banca pública, otro que garantice mínimos en el suministro de agua o luz para quienes no tienen nada y aprobaremos una renta básica”, ha enumerado Maíllo durante la presentación del documento. “Es el momento de políticas audaces en favor de la mayoría social ante un PSOE conservador”, ha explicado el candidato en una entrevista digital con los lectores de EL PAÍS.

La formación de izquierdas defiende en su programa un cambio productivo que pivote en tres ejes. En primer lugar, con la creación de un “polo financiero propio” sustentado en una banca pública (una de las propuestas estrella de IU durante la anterior legislatura) que dé “crédito razonable para reactivar la economía”. En segundo lugar, apostar por la mejora y agilización del transporte desde el puerto de Algeciras (Cádiz) hasta el resto de Europa. Y por último, definir los sectores estratégicos de desarrollo (agroalimentario, turismo, construcción sostenible, innovación tecnológica y reindustralización) para priorizar las inversiones. Y todo ello, con un objetivo en el horizonte: la creación de empleo “sostenible y de calidad”. “Es un programa de máximos, sin ambigüedad ni medias tintas y con voluntad de ejecución para cuatro años”, ha afirmado Maíllo.

Entre las 25 principales medidas del programa, la formación se compromete a elaborar una ley que “ampare” a los ciudadanos y les garantice mínimos en el suministro de agua y luz. También, IU considera “urgente” firmar un gran pacto por el empleo y contra la pobreza. A ello, se suman medidas para evitar los desahucios y ofrecer viviendas “con rentas acordes a los ingresos de los demandantes”.

Para combatir la corrupción, Maíllo ha defendido la necesidad de elaborar un código ético para los representantes políticos y de reformar la Cámara de Cuentas para conseguir “un mayor control y transparencia en el gasto público”.

A propuestas como un banco público de tierra, la apuesta por unos presupuestos participativos y una ley integral de agricultura, IU rescata la creación de un impuesto para las grandes superficies (que ya intentó sacar adelante en la anterior legislatura ante el rechazo de los socialistas) o la aprobación de una ley de memoria democrática (cuyo anteproyecto fue aprobado por el Consejo de Gobierno antes del adelanto electoral). Asimismo, propone la creación de la Consejería de la Mujer. “Somos gente de izquierda y no lo ocultamos”, ha señalado Maíllo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50