Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las universidades de la comunidad pierden 1.243 profesores en tres años

Solo el 10% de los docentes jubilados ha sido repuesto y el presupuesto cayó 249 millones

Pancarta por el encierro de 40 profesores interinos en la Complutense en diciembre de 2013.
Pancarta por el encierro de 40 profesores interinos en la Complutense en diciembre de 2013.

La tasa de reposición —que ha remplazado desde 2012 tan solo a uno de cada diez profesores jubilados—, el recorte de fondos y una mayor carga lectiva están suponiendo una sangría para las universidades públicas madrileñas. En total, los campus han perdido en los últimos tres cursos a 1.243 docentes e investigadores (PDI) —un 7,2% del total (17.000)—, según la evolución que recoge la Estadística de personal de las universidades 2013 /2014, que elabora el Ministerio de Educación. Además, se redujo en un 5,7% (504 personas) el personal de administración y servicios (PAS).

La pérdida constante de plantilla se va a ralentizar porque el Ministerio de Hacienda parece haber abierto la mano. El pasado septiembre elevó para los Presupuestos de 2015 la tasa de sustitución al 50% para servicios esenciales como sanidad, educación, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado o inspección tributaria. El ahogamiento era insostenible en muchas facultades.

Los datos que maneja UGT son peores. Hablan de unos 2.000 profesores y 500 PAS menos en diciembre de 2014 que cuatro años antes. “Nos dan los censos para calcular el número de miembros del comité de empresa y las cifras son mayores”, explica Marcelino Prado, responsable en Madrid de UGT Universidad. “Y la tasa de reposición es ridícula. En la Universidad de Alcalá solo se permite contratar a seis profesores más, que no es nada”.

Entre 2010 y 2014 el presupuesto de los seis campus públicos de la comunidad se ha visto encogido en 249 millones de euros (pese a subirse las tasas estudiantiles hasta un 66%), según cálculos del informe Evolución de los presupuestos de las universidades públicas, de Comisiones Obreras. En 2010 tenían para gastar 1.781 millones anuales y tres cursos después 1.532.

La Complutense, el campus presencial con más alumnos de España, se dejó por el camino a 430 profesores —el 8,3% del total en un trienio—, a un 5% de los administrativos (176) y 79,5 millones de euros. Se reparte la rebaja laboral casi a partes iguales entre los docentes funcionarios y los que no lo son. Y se frena en seco a los profesores eméritos (docentes jubilados de excepcional trayectoria que siguen vinculados a la Universidad), que pasan de 58 a 21.

Las universidades de la comunidad pierden 1.243 profesores en tres años

El porcentaje de la Complutense es algo menor que el de la Politécnica, con un tijeretazo del 10,1% en el profesorado (312 docentes) y del 9,6% en los PAS (208) para intentar aliviar los 68,1 millones menos en sus arcas. La Politécnica fue el primer campus español que aplicó un expediente de regulación de empleo (ERE). Fue en 2013 y afectó a 301 empleados: 156 formaban parte del personal laboral interino por vacante y 145 PAS. El Tribunal Supremo obligó a readmitirlos en julio de 2014.

La Rey Juan Carlos, joya del PP abierta en 1996, es la universidad más joven, pero arrastra problemas propios de sus hermanas mayores. Con una deuda desbocada, su presupuesto anual ha caído en 9,1 millones, y se ha deshecho del 18,9% de su personal. En ese porcentaje están incluidos 20 funcionarios —no hay más en edad de jubilarse, así que no hay a quién reponer—, y un recorte del 36,2% de profesores sin plaza fija (221). Entre los PAS la tijera está en la media: 6,3%.

La joven Carlos III, el campus mimado por los socialistas desde su nacimiento en 1989, ha visto disminuir su profesorado en 121 personas (6,9%). En su caso la tijera tampoco se observa entre los funcionarios —hay, de hecho, seis más—, sino entre los docentes sin plaza fija (130 menos). Un proceso similar que el vivido entre los PAS: con 37 menos.

El personal

de administración

y servicios se ha reducido un 5,7%

En la Carlos III, como ocurre en la Rey Juan Carlos, el personal laboral sin plaza fija es mayor que el funcionario. En este campus, tras la poda, los primeros han pasado de representar el 68,5% del total al 65,8%. Mientras, en la Politécnica es interino apenas un tercio del personal. Pero hay una diferencia: muchos de los eventuales de la Carlos III compatibilizan sus plazas docentes con sus profesiones liberales (economistas en compañías, abogados con despacho o periodistas en ejercicio). Una concepción de Universidad más pegada a la labor práctica.

Mejor está capeando la crisis la Universidad Autónoma (con 50 millones menos de presupuesto), con unas cuentas más saneadas. Se inauguró en 1971 y mucha de su plantilla, contratada al terminar el doctorado, está ya en edad de jubilarse. Sin embargo, existe un equilibrio y apenas ha perdido nueve profesores. Porque, aunque no ha repuesto como funcionarios a 35 trabajadores, lo compensa con 26 nuevos contratados como personal laboral. No cuenta con profesores eméritos. La reducción es mínima también entre los PAS: apenas nueve menos.

Y Alcalá está en la media, con 130 profesores menos (un 7,7%), la mayoría eventuales que no siguen (109). Y ha empezado a desprenderse de eméritos: nueve menos. Entre los PAS, la misma tónica: un 5,6% menos.

La Rey Juan Carlos se ha deshecho del 36% del profesorado no funcionario

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) no entra en este cómputo, aunque tiene su sede central en Madrid. Tiene ahora 81 profesores menos.

La interpretación de la tasa de reposición ha llevado a un litigio judicial entre el Ministerio de Hacienda y 15 universidades que convocaron oposiciones —saltándose el porcentaje— que ganaron 250 docentes. Consideran que pasar de titular a catedrático no es reponer, sino prosperar profesionalmente.

La mitad de la plantilla es mayor de 50 años

Blanca Nieto se jubiló hace cuatro cursos como profesora de Genética en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense. “Nos fuimos dos de dedicación exclusiva y nos han repuesto con un contrato a tiempo parcial de alguien que cualquier día echan”, se lamenta.

Veterinaria es un grado con fuerte demanda, por lo que no se ha cerrado ningún grupo ni sobran profesores. “Además, con el plan Bolonia no se dan más clases teóricas, pero sí prácticas, y se necesita tutelar más a los alumnos, y para eso se necesita profesorado”.

Cuenta la exprofesora Nieto que en su antiguo departamento por el momento se apañan, pero se irán seis profesores en dos años. “Es mucho peor en Genética de Biológicas, con quienes tenemos mucha relación. Están asfixiados”. Los docentes con 60 años de edad y 32 cotizados pueden retirarse con la jubilación máxima, lo cual es una fuerte tentación para quienes tienen ahora que adaptarse al plan Bolonia, que obliga a un gran seguimiento de los estudiantes.

"No se crea escuela" 

La mitad de los profesores de las seis universidades públicas madrileñas superan los 50 años. Una cifra que evidencia el envejecimiento de unas plantillas que no han ido contratando a nuevo personal. La media está muy por encima de la enseñanza privada. En sus campus tan sólo el 22,2% es mayor de 50 años. Y también se sobrepasa la media nacional de las públicas, que está en el 46,1%.

“Los profesores se están jubilando sin crear escuela. La generación mejor preparada que ha tenido España se está yendo fuera porque aquí no puede trabajar”, sostiene Isabel Galvín, secretaria de Enseñanza de CC OO Madrid. “Y esto va a tener un gran impacto no sólo en las universidades, sino en el sistema productivo. Para salir de la crisis se necesita renovarlo, y no hay gente”.

No sólo los sindicatos y los rectores pidieron que el Ministerio de Hacienda aumentase la tasa de reposición, lo que se logró en el último presupuesto. Se unió a la demanda el Consejo Escolar del Estado. La educación pública no universitaria ha perdido 24.248 profesores en dos años

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha salido aún peor parado de la rebaja: un 15% menos de personal en dos años y medio. La mitad de las plazas se concentraron en la Comunidad de Madrid, donde pasa de 5.845 a 4.968 puestos. Los partidos de la oposición subrayan que Madrid es la región europea con la mayor reducción presupuestaria en I+D de toda la UE, según datos de la OCDE.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram