Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La programación de los debates de la campaña enfrenta a Canal Sur y TVE

El PSOE acusa a la televisión nacional de impulsar al líder del PP andaluz

Joaquín Durán, subdirector general de la RTVA. Ampliar foto
Joaquín Durán, subdirector general de la RTVA.

El jefe de la campaña electoral socialista en Andalucía, Juan Cornejo, ha recurrido el plan de debate electoral presentado por TVE para esa comunidad por considerar que se quiere promocionar al candidato del PP, Juan Manuel Moreno, al que las encuestas dan resultados discretos, con un cara a cara con la presidenta, la socialista Susana Díaz, que excluye a otros aspirantes en un año electoral de gran fragmentación política. Según Cornejo, TVE evidencia la “decidida voluntad de marcar, mediatizar o condicionar la propia autonomía de las formaciones políticas”.

TVE ha programado un debate entre Díaz y Moreno el día 9 de marzo en horario de máxima audiencia. Por su parte, la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) remitió ayer a la Junta Electoral el plan de cobertura aprobado un día antes por el Consejo de Administración y que prevé el mismo día 9, también en horario de máxima audiencia, el debate entre los candidatos de las tres fuerzas con representación parlamentaria, o sea los mismos invitados por TVE más Antonio Maíllo, aspirante de IU, que hoy gobierna con el PSOE en Andalucía. El cara a cara se ha convertido en arma electoral, como ya lo fue en 2012, cuando Canal Sur programó uno y el entonces número uno popular, Javier Arenas, faltó a última hora.

Ambas cadenas convocan a los candidatos el día 9 a la misma hora

El PP, que votó en contra de la cobertura electoral de Canal Sur en 2012, cuando se incluyó un cara a cara, ha cambiado radicalmente este año y ha pedido desde el primer momento un encuentro entre Moreno y Díaz. El dirigente popular no es muy conocido por el electorado y busca una plataforma mediática de lanzamiento, según sus adversarios.

La presidenta insistió ayer en que va a participar en los programas que se acuerden. “Voy a debatir con quien digan y donde digan los partidos. Lo que no entiendo es esta ansiedad, este nerviosismo [por parte del PP], cuando mi partido, del que soy candidata, ha dicho ya que nos vamos a sentar”, dijo la líder socialista. Díaz reiteró también que no dejará una silla vacía como hizo Javier Arenas en 2012 en Canal Sur en el debate programado con el entonces candidato del PSOE, José Antonio Griñán, e invitó a centrarse en otras cosas. “Llevan un montón de días hablando de debates y de cara a cara, y poco de los problemas de los ciudadanos, que es en lo que estoy yo”, concluyó la presidenta de la Junta. El aspirante popular pidió otra vez a Díaz que debata con él en la televisión, aunque se mostró convencido de que, al final, no lo hará porque “no quiere”. “Es absolutamente evidente que no lo aceptará porque es consciente de que no saldría bien parada y prefiere evitarlo con cualquier tipo de excusas”, afirmó.

Juan Manuel Moreno culpa a su rival de querer evitar el cara a cara

Moreno aprovechó para decir que le parece “sinceramente vergonzoso” que la RTVA, por “decisiones políticas de los directivos, haya hurtado a los andaluces la posibilidad de un cara a cara entre los dos únicos partidos que pueden gobernar en Andalucía”. Ante el recurso del PSOE contra la programación electoral de TVE, el presidente de la radiotelevisión pública, José Antonio Sánchez, se mostró “sorprendido” durante su comparecencia en la comisión parlamentaria de control: “Es un servicio público el que presta RTVE y lo ponemos a disposición de los partidos en Andalucía para que, si hacen ese debate, nosotros podamos televisarlo”.

El máximo responsable de la RTVA, Joaquín Durán, justificó la ausencia de la confrontación a dos en la propuesta de su cadena en que se había optado por debates de amplio espectro al considerarlos más plurales y que reflejan mejor la sociedad. Negó que haya habido indicaciones para elegir este modelo, admitió que si lo acuerdan los partidos lo programará y que la elección del día 9 fue previa a la oferta de TVE y se hizo por “razones profesionales”.

Más información